L.A. miran hacia el futuro presentando su nuevo disco.

· Los mallorquines llenaron La Riviera con su show en el ciclo Sound Isidro.

Nos contaba Luis Albert Segura en una entrevista hace pocos días que estaba contento porque Evergreen Oak (Al’s Workshop, 2021) es un experimento, no es un disco normal. Y tanto que lo es, pues el cantante, compositor y guitarrista dejó la ciudad de Palma para irse hasta la Sierra de Tramuntana con el objetivo de crear las canciones que lo forman. El resultado, una docena de temas desarrollados a fuego lento en plena naturaleza con el acompañamiento de su familia en tres intensos y productivos meses. Pero llegó el momento de presentar y defender su cancionero en directo tras el hiato de L.A. como banda y después de una pandemia que parece disminuir poco a poco. El ciclo madrileño Sound Isidro fue testigo, con el público sentado y cumpliendo todas las medidas de seguridad, de la puesta de largo de un trabajo tan logrado como esperado. En su nueva etapa se acompaña por sus fieles escuderos Pep Mulet a la guitarra y Ángel Cubero en el bajo, respaldado en la actualidad por Pedro Moya a la batería y Sergio Llopis en los teclados, colega de la isla que trabajó en su debut en solitario Amenaza Tormenta (Altafonte, 2019). Sobre las tablas de la mítica sala el quinteto arrancó con el primer single de adelanto que inaugura el disco, ‘Spend My Time’, dejando claro su fuerte apuesta por un cancionero repleto de emotividad y sentimiento. Los nervios flotaban en el ambiente, pero la experiencia de Segura y compañía fue como jugar en casa a pesar de encontrarse en el centro de la península alejados de los suyos. El hecho de comenzar una nueva etapa no pareció importarles, es más, resultó todo un aliciente pues su conexión fue sobresaliente desde los primeros acordes. Seguido rescataron composiciones pasadas (‘Leave It All Behind’, ‘Perfect Combination’, ‘Under Radar’, ‘In The Meadow’) para mostrar más de su rabioso presente con ‘Where Is The Fire?’, otro de los temas incluidos en su citado nuevo LP. Con el respetable totalmente entregado con los brazos en alto, festejando cada movimiento sobre el escenario con aplausos y vítores y grabando vídeos con sus teléfonos móviles, el quinteto notaba el calor según pasaban los minutos. Luis Albert se mostró cercano toda la noche agradeciendo la asistencia a los presentes y recordando que la cultura es segura. Con ese aire rock tan característico que mezcla sonidos norteamericanos con posos de Wilco, Pearl Jam, My Morning Jacket, Ryan Adams y Band Of Horses, entre otros, supieron equilibrar un set list donde brillaron sus temas conocidos con los nuevos aún por rodar pero que, gracias a sus ganas de gustar, sonaron perfectos. Con su habitual desparpajo comentando canciones y anécdotas, relatando por ejemplo la jornada en la que compuso ‘Ringing The Bell’, Luis Albert nos deleitó con una buena dosis de guitarras para disfrute de un público ávido de música en directo. Los isleños han vuelto por la puerta grande, esperemos poder disfrutarles sin distancias en futuras visitas.

Más fotografías, aquí.

Texto: Alfredo Rodríguez
Fotografías: Sergio Albert