Los ingleses Wolf Alice muestran su mejor cara con la docena de canciones incluidas en su segundo largo Visions Of A Life (Dirty Hit, 2017), álbum que sucede en el tiempo a su sonado debut My Love Is Cool (Dirty Hit, 2015). Y es que si con sus primeras composiciones estuvieron nominados en los premios Mercury Prize, Ivor Novello Award, Brit y Grammy y recibieron el premio NME por su directo, con las nuevas, producidas por Justin Meldal-Johnsen (Nine Inch Nails, Beck, Paramore), seguro que su popularidad crece en las Islas Británicas y en Europa. Ellie Rowsell (voz y guitarra), Joff Oddie (guitarra y voz), Theo Ellis (bajo) y Joel Amey (batería) tienen todo a su favor para seguir creciendo musicalmente gracias a canciones como ‘Heavenward’, ‘Yuk Foo’, ‘Beautiful Unconventional’ y ‘Sadboy’, por destacar algunas de su nuevo tracklist. Con esa habilidad que tienen para combinar momentos salvajes (‘Yuk Foo’) con otros más sensibles (‘Planet Hunter’), ofrecen también nuevos sonidos hipnóticos (‘Sky Musings’) e incluso psicodélicos (‘Formidable Cool’) donde se nota que le han puesto ganas a su nuevo trabajo. Y por si fuera poco, el cuarteto se pone el mono de faena para finiquitar el disco con un tema que supera el tiempo habitual de sus canciones, dándose el gusto con casi ocho minutos de corte donde salen muy bien parados. Aprueban con nota el siempre complicado segundo disco y llegan incluso hasta el notable en su calificación global.

[Texto]: Alfredo Rodríguez

facebook   twitter   instagram   youtube   spotify   lastfm