Poker de Festivales de música europeos

 

Metz en el OFF Festival 2013

Metz en el OFF Festival 2013

¿Existe todavía eso del “bueno, bonito, barato” en el mundo de los festivales de música? La respuesta es sí. Y no sólo existe sino que además los festivales europeos pueden ser una excelente excusa para descubrir destinos muy atractivos de por sí.

Seleccionamos cuatro eventos que son cuatro ases del calendario festivalero con los que nos aseguraremos una mano ganadora. Un póquer que, no es la casi imposible gran jugada maestra según las reglas, pero que siempre va a ser garantía de éxito. Nos sacamos de debajo de la manga unas cartas con las que vamos a tocar distintos palos de la baraja, obtener una excelente relación calidad-precio y pasar unas fantásticas vacaciones.

Trenes de vapor y música en el Indietracks

Trenes de vapor y música en el Indietracks

INDIETRACKS

Siguiendo con la jerga del poker, podemos decir que el Reino Unido es, por tradición y variedad, el as de picas (la carta más alta) de los destinos europeos para ir de festival. Desde los más conocidos, como el de Glastonbury o Reading, a otros que se han ido consolidando hasta crear auténticas franquicias como la del ATP.

La oferta es inabarcable pero, si buscamos bien, todavía podemos encontrar festivales pequeños, a un precio asequible y con un gran encanto. Uno de ellos es el Indietracks, una cita obligada para los amantes del pop.

Las melodías de nombres emblemáticos del indie pop de ayer y de hoy se escuchan en un marco único. En medio de la campiña inglesa, en el condado de Derbyshire, este festival se celebra en una estación de trenes de vapor, el Midland Railway Centre, y cuenta con escenarios de lo más variopinto, como los propios vagones o una iglesia de 1898 donde el público está en contacto directo con los artistas.

Es un festival pequeño que cuenta con un público muy fiel que acude año tras año a esta cita. Por allí puede verse a habituales de la escena, como Amelia Fletcher (Heavenly, Talulah Gosh), disfrutando de la música como uno más.

Se celebra en julio (del 25 al 27) y este año cuenta con veteranos como Gruff Rhys (Super Furry Animals, Neon Neon), Allo Darlin’ o el ya legendario Dean Wareham (Galaxie 500, Luna, Dean & Britta) que presenta disco en solitario.

La entrada (antes del 11 de mayo) cuesta unos 78€ por los tres días y, aunque no incluye alojamiento, hay varios campings y hoteles a precios más que razonables cerca del festival.

Hijos del metal en el Graspop

Hijos del metal en el Graspop

GRASPOP

Pese al nombre, no encontraremos pop en este festival. El Graspop de Bélgica, otra de las grandes cunas de festivales en Europa, es lo opuesto del Indietracks. Esta es una gran cita para los amantes de los sonidos más metaleros que cada año reúne a los nombres más importantes del género y que en esta edición ha tirado la casa por la ventana.

La entrada no es especialmente barata pero para aquellos que no les importe acampar, y teniendo en cuenta el cartel, el precio está muy bien: 165 euros por tres días de festival (del 27 al 29 de junio) con camping, parking y autobús desde la estación de tren de Dessel al recinto del festival.

El centro y norte de Europa ama los sonidos duros y esta es una gran ocasión de vivirlos en directo con los auténticos fans del género. Este año, sin embargo, se cuelan bandas en el cartel que no son estrictamente de metal, lo que convierte el Graspop en un evento muy atractivo para todo tipo de público.

Entre los grupos que actuarán en este festival encontramos a: Black Sabbath, Alice in Chains, Slayer, Neurosis, Rob Zombie, Mastodon, Soundgarden, Gojira, Megadeth y un largo etcétera.

Aquellos a quienes les guste el rock algo más acelerado y menos oscuro también pueden encontrar en Bélgica su festival. El Groezrock es una buena escapada para el festivo del primero de Mayo. Se celebra en un pequeño pueblo belga llamado Meerhout y la entrada de dos días incluye camping. En el cartel vemos a leyendas como Descendents, que hacen doblete al día siguiente con All, NoFx, The Offspring, The Hives, Alkaline Trio o New Found Glory.

Katowice: el secreto mejor guardado

Katowice: el secreto mejor guardado

OFF FESTIVAL

El OFF Festival es, por decirlo de una manera rápida y clara, un pequeño Primavera Sound que cuesta una cuarta parte de lo que vale el festival de Barcelona. Es un evento que sólo tiene cuatro escenarios no demasiado grandes y que no tiene intención de expandirse. Sin embargo, pese a su reducido tamaño, su cartel suele estar formado por muchos de los grupos que van o irán a las ediciones del ATP o el Primavera Sound.

El hecho de que no sea un festival muy conocido tiene que ver en parte con el lugar donde se celebra: Katowice. Polonia no aparece en las listas de los festivales europeos pero es un destino a descubrir perfecto para aquellos cuyo principal objetivo en este tipo de celebraciones sea escuchar música en vivo.

El OFF mezcla pop, folk o electrónica con sonidos más experimentales. Este año ya tiene confirmados a artistas tan variados como Belle & Sebastian, Neutral Milk Hotel, Chelsea Wolfe, Deafheaven, Holden, Wolf Eyes o Michael Rother de Neu!

Este festival cuenta además con una gran conciencia ecológica y se organiza en un parque natural. Los precios son irresistibles: unos 50€ la entrada (del 1 al 3 de agosto) con camping. Aquellos a los que sólo les interese la electrónica, pueden también apuntarse Katowice como destino: del 21 al 24 de agosto, por menos de 45€, cuatro días de sonidos electrónicos en el Tauron Nowa Muzyka Festival.

EXIT: el más grande entre los grandes

EXIT: el más grande entre los grandes

EXIT

Por último un festival que ya no es ningún as escondido en la manga: el EXIT Festival en Serbia. No sólo es uno de los mayores festivales de Europa sino que ha sido nombrado “Best Major Music Festival in Europe” por los European Festival Awards. Este año el cartel es infinito porque además de la cita en la costa serbia, se extiende la fiesta hasta Montenegro con el festival de música electrónica Sea Dance Festival.

La entrada combinada para los dos festivales se puede conseguir desde 139€. Una semana de celebración de la música que empieza en la fortaleza de Petrovaradin en Novi Sad (Serbia), entre el 10 y 13 de julio, y se traslada luego al mar Adriático cerca de la ciudad de Budva (Montenegro), entre el 15 y el 17 del mismo mes.

En este festival encontraremos de todo: música, playa, ambiente… Entre los confirmados hay para todos los gustos, desde el pop de Damon Albarn (Blur, Gorillaz) a la electrónica de Skrillex, Carl Cox o Carl Craig.