Si tienes la intención de comenzar a tocar un instrumento deberías saber que no es tan complicado como parece, tanto que es más sencillo hacerlo practicando en casas para conseguir el resultado que quieres, tanto si quieres llegar a ser profesional como si tu objetivo es tocar para tus amigos y familiares. Sea cual sea la finalidad, puedes elegir tocar un instrumento tan interesante como divertido: la batería. Pero el dilema quizá sea elegir la adecuada, electrónica vs. acústica. Si quieres comprar una batería electrónica cabe destacar el aumento en la oferta de dicho tipo de instrumento, teniendo como punto positivo a su favor el precio de las mismas. Esto, sumado a la pandemia por la que permanecemos tantas horas en nuestros hogares, ha supuesto un aumento en compras por parte de los usuarios. También, hay que tener en cuenta el espacio que ocupan los instrumentos, puesto que las baterías electrónicas son más fáciles de transportar y de montar, por lo que las ventajas son muchas y mejores.

Si quieres comprar un modelo u otro, bien sea una batería electrónica u otra acústica, tendrás que comparar las ventajas y las desventajas de cada una de las mismas como el volumen, las variedades de sonidos, el mantenimiento, la afinación, la durabilidad y el precio, entre otros, pero siempre teniendo en cuenta el uso que vas a realizar a tu instrumento. El principal “dilema” que suele surgir a un comprador de batería es el uso, pues no es lo mismo tocar en casa o hacerlo en un local de ensayo, así como llevar la misma a los conciertos, usarla para grabaciones y otros usos. Quizá el primer aspecto que muchos miran entre las distintas opciones sea el volumen del instrumento porque si quienes tocar en casa, como no tendrás un espacio grande y bien sonorizado, no podrás regular el volumen. Siempre puedes tener una batería acústica en el local de ensayo y otra electrónica en casa, pero claro, quizá sea una locura tener dos baterías diferentes en dos sitios distintos.

Muchos dicen que lo ideal sería tener dos instrumentos, la batería electrónica para tocar en casa y realizar grabaciones y la electrónica para ensayar en el local, solo o con una banda, así como para conciertos con público en salas y festivales. También hay que tener en cuenta que hay algunas baterías electrónicas consideradas de “gama alta” con un sonido de gran calidad, pero su precio suele ser muy elevado, por lo que quizá te compense optar por la opción de tener dos baterías en dos ubicaciones, eso tendrás que decidirlo como comprador, claro. Incluso, muchos buscan baterías de segunda mano, pero lo cierto es que lo suyo es tener un buen instrumento, ganarás en calidad de sonido desde el primer momento. Y sobre todo, mira bien los precios y las marcas porque hay una diferencia considerable entre unas y otras. Ya sabes, este fin de semana tienes una tarea, buscar y elegir entre batería electrónica y acústica para tocar lo que más se ajuste a ti. ¡Disfruta!