Rosalía brilla en la «Welcome Party» del Mad Cool Festival.

· Bring Me The Horizon ofrecieron el show más potente de la jornada.

Casi 40.000 almas, 39.721 según cifras oficiales de la organización del macro-evento, acudieron a la primera y calurosa jornada de la denominada “Welcome Party” del Mad Cool Festival. No era necesaria una “fiesta de presentación”, claro que no, pero allí estaban miles de personas para ver a Rosalía y a Bring Me The Horizon, entre otros. Porque el principal y gran reclamo de la jornada no era otra que la joven de Sant Esteve Sesrovires. Y punto. Y eso es así. Seguro que la gran mayoría de los asistentes, más centrados en hacer fotos a la noria y selfies para sus seguidores en Instagram, no conocen su etapa junto a Raül Refree, pero eso no importa ahora. Es tiempo de gritar desde su inicio con ‘Pienso En Tu Mirá’, tocar palmas con ‘Di Mi Nombre’, fundir la memoria del móvil grabando un vídeo en ‘Bagdag’ y cantar a pleno pulmón ‘Con Altura’ aunque J. Balvin no haga acto de presencia. Tras su paso por los festivales internacionales más importantes del planeta, incluidos Coachella y Glastonbury, la folklórica reconvertida en estrella del pop sabe lo que se hace. Su escuadrón de bailarinas siguen todos sus pasos y los coristas acompañan sus letras, El Guincho brilla en la sombra y ella se emociona como si no lo hubiese hecho nunca. Fueron poco más de sesenta minutos sobre las tablas, con su particular pasarela sobre las mismas, pero la capital vibró de principio a fin de su show. Podrá gustar o no, eso es así, pero la Rosalía hizo “trá, trá” según caía el sol y los presentes se prepararon para los sonidos más cañeros.

Rosalía

Los otros grandes protagonistas de la noche fueron los ingleses Bring Me The Horizon, quienes congregaron a un nutrido número de fans ante el bautizado como “Mad Cool Stage”. Liderados por Oliver Sykes, magistral ejerciendo de frontman durante toda la velada, los de Sheffield vinieron para corroborar que el polémico cambio musical realizado en su nuevo LP amo (RCA Records, 2019) les viene como anillo al dedo. Una brutal puesta en escena con pantallas repartidas tras el backline, fuego, confeti y todo tipo de parafernalia hizo que su concierto fuese el más potente, compacto y medido del día. Está claro que no son los metaleros de antaño, pero ni falta que hace. Su momento está lleno de pose, movimientos medidos del citado vocalista junto a las inquietas bailarinas y bajadas continuas a la zona del foso. La gente quería más y el tatuado líder de la banda se lo dio subiendo a la torre de sonido para interpretar uno de los temas de su show. Y es que precisamente es lo que ofrecen, un espectáculo visual y musical digno de los mejores grupos de rock de estadio, aunque ahora repleto de bases y sonidos electrónicos. Con el público saltando y cantando sin parar, fueron el broche perfecto de la jornada ante la estampida hacia el Metro, los taxis y los demandados vehículos de transporte con conductor que tan de moda están en los últimos tiempos.

Bring Me The Horizon

Previamente los también británicos The Amazons fueron los encargados de comenzar con la difícil tarea de inaugurar los directos en el recinto cuando quienes entraban poco a poco en el mismo hacían sus primeras fotos en el entorno. Con su debut Future Dust (Fiction, 2019) como carta de presentación, ofrecieron un gran concierto a pesar del calor y el escaso público que se acercó para verles. Mejor suerte corrieron sus compatriotas Don Broco porque tienen más seguidores en nuestro país y el escenario donde actuaron (Madrid Te Abraza Stage) ofrecía la sombra suficiente como para que los presentes no sufriesen las altas temperaturas sin morir en el intento. El rock alternativo de sus tres álbumes les sobró y bastó para dejar buenas opiniones entre el respetable, sobre todo por los animosos movimientos de su vocalista Rod Damiani. Y el triplete británico de la tarde lo completó Metronomy, quienes realizaron un correcto show que no brilló debido a la temprana hora del mismo. Si hubiesen actuado en un horario nocturno la cosa hubiese cambiado, pero aún así el quinteto londinense salvó los muebles con destreza y soltura.

Mad Cool Festival

El Mondo Sonoro Stage se llenó para presenciar la puesta en escena de Melina Altes y la joven cumplió con nota. La artista barcelonesa, conocida artísticamente como Anier, arrasó con sus potentes rimas cargadas de mensajes. Sin artificios, solo a base de letras, puso a todo el mundo a corear sus canciones, ratificando que todo lo que está consiguiendo estos meses es cuestión de trabajo, constancia y temas, lo que otros artistas del género no tienen. Los australianos The Cat Empire, con su particular mezcla de ska, jazz, funk y rock, causaron buenas sensaciones en el Madrid Te Abraza Stage. Desde hace varias giras cada vez que nos visitan triunfan y en esta ocasión no iban a ser menos. Con Félix Riebl y Harry James liderando la banda, tiraron de oficio para contentar a quienes disfrutaron de su logrado concierto. Menos suerte corrió la sueca Lykke Li, quien a pesar de contar con un nutrido número de eufóricos fans en las primeras filas, no conectó con el resto de los presentes, quienes venían de ver a Rosalía, los que se preparaban para hacer lo propio con BMTH y quienes aprovechaban la hora para llenar sus estómagos en la zona de restauración.

Más fotografías, aquí.

Texto: Alfredo Rodríguez
Fotografías: Alfredo Rodríguez