[Download Festival Madrid @ La Caja Mágica. Madrid. 30.06.2018]
[Promotor: Live Nation]

Ozzy Osbourne y Judas Priest lideran el tercer día del Download Festival Madrid.

· In This Moment y Crossfaith ofrecieron unos conciertos sorprendentes.

La tercera y última jornada del Download Festival Madrid congregó a 36.000 personas, el tope de la segunda edición, finiquitando su programación con 105.500 asistentes en tres días de rock, metal y heavy, entre otros estilos. Los protagonistas han sido 55 artistas nacionales e internacionales que han hecho subir la temperatura, más aún si cabe, desde los cuatro escenarios de la explanada del recinto de La Caja Mágica de la capital.

Judas Priest

En su tercera noche, los grandes reclamos fueron los ingleses Ozzy Osbourne y Judas Priest, el primero cerca de su jubilación musical y los segundos en plena forma abanderando la escena heavy metal desde hace casi cincuenta años. El gran Osbourne fue el claro headliner del día, pero bien podría haber relegado ese puesto a sus compatriotas los Judas, por muchos motivos. El vocalista de Birmihngham aumentó su leyenda musical con Black Sabbath publicando un nuevo LP, 13 (Warner, 2013), hace cinco veranos, pero lo único que mantiene vivo su legado es su poder de convocatoria. Con unos kilos de más y una falta de forma física considerable, comenzó su show entre vítores respaldado por una solvente banda donde destacó la presencia de Zakk Wylde. El barbudo guitarrista se hizo notar de principio a fin gracias a sus riffs y su solo de un cuarto de hora, recibiendo aplausos por doquier. Entre sus cortes destacados sonaron ‘Bark At The Moon’, ‘No More Tears’ y ‘I Don’t Want To Change The World’, pero no podía faltar su numerito echándose Ozzy un cubo de agua encima, para deleitar a los presentes con ‘Mama, I’m Coming Home’ y el celebrado y esperado ‘Paranoid’, como no podía ser de otra manera. Por su parte, Ron Halford y sus compañeros regresaron a la capital tres años después de su última visita. Tras la reciente publicación de su nuevo disco Firepower (Columbia, 2018), se encuentran en un estado de forma excepcional, ratificando el mismo sobre las tablas del escenario secundario. Cortes como ‘Sinner’, ‘Turbo Lover’ y ‘Bloodstone’ precedieron a los clásicos ‘Painkiller’ y ‘Breaking The Law’, hits que hicieron mover la melena y alzar los cuernos hacia el cielo a los presentes. Mención especial para Glenn Tipton, quien a pesar de sufrir Párkinson desde hace cuatro años les acompaña en la gira y hace acto de presencia si su cuerpo se lo permite. En la capital la enfermedad no le impidió salir a la tarima para acompañar a la banda e interpretar tres canciones, recibiendo una sonada ovación.

Shinedown

Inaugurando el escenario secundario los norteamericanos Shinedown ofrecieron un gran concierto a pesar de la brevedad de su duración. En su primera visita a la capital en sus diecisiete años de historia musical, los de Jacksonville cumplieron con nota. Con su sexto LP Attention Attention (Atlantic Records, 2018) recién publicado midieron los tiempos a la perfección, interpretando su medido repertorio con gestos y movimientos estudiados hasta el más mínimo detalle. Su profesionalidad estuvo presente en todo momento, haciendo partícipe a los espectadores de su gran show. Más sencillos y comedidos estuvieron sus compatriotas Baroness, quienes dieron buena cuenta de su particular sludge metal con el potente sonido de sus instrumentos. Con Gina Gleason ofreciendo un gran concierto a la guitarra y los coros de acompañamiento a John Baizley, les bastaron nueve canciones, entre ellas ‘March To The Sea’, ‘Morningstar’ y ‘The Gnashing’, para brillar abriendo las actuaciones del escenario principal.

The Hellacopters

Los suecos The Hellacopters eran uno de los grupos imperdibles en la última jornada del evento. Su presencia fue aplaudida, tanto que Nicke Anderson, Dregen y compañía sintieron el calor del respetable desde su posición como pudo comprobarse en sus rostros de felicidad. Echando mano de repertorio (‘The Devil Stole The Beat From The Lord’, ‘Carry Me Home’, ‘By The Grace Of God’), dejaron buen sabor de boca tras su regreso a la actividad que les mantuvo alejados de los directos durante ocho años. Mientras tanto, en poco más de treinta minutos, los japoneses Crossfaith salieron victoriosos en su concierto en el escenario cuatro. Su intensa mezcla de metal, electrónica y metalcore fue recibida con sorpresa por quienes presenciaron su potente show. Totalmente inquietos sobre las tablas, versionaron el single ‘Omen’ de The Prodigy, poniendo todo patas arriba con su sobresaliente directo cargado de fuerza y locura debido a sus incontrolables movimientos.

In This Moment

Más pausados estuvieron los daneses Volbeat en el escenario principal en los últimos instantes de la tarde. Directos y efectivos, el cuarteto combinó a la perfección heavy metal, punk, rockabilly y rock sin inmutarse. Con Michael Poulsen llevando todo el peso de la banda, Ron Caggiano se dejó gustar gracias a sus poses y sus celebrados riffs de guitarra. Combinando distintas canciones de su repertorio, versionaron el ‘Ring Of Fire’ de Johnny Cash y dedicaron ‘Goodbye Forever’ al recientemente fallecido Vinnie Paul de Pantera en el bis. Más espectaculares estuvieron los californianos In This Moment en el escenario tres. Con una trabajada puesta en escena repleta de humo, ventiladores y luces, el show tuvo una protagonista por el encima del resto: Maria Brink. Su presencia con bailes y movimientos sensuales, acompañada de misterio, intriga y misticismo, recibió aplausos y gritos por parte de un público totalmente sorprendido con la vocalista. Con un trabajado show, desde la inicial ‘Blood’ hasta el cierre con ‘Whore’, ofrecieron un brillante concierto.

Tres intensos días de actuaciones musicales en directo que tendrán su continuación el año que viene, si bien, queda todo en suspense por el mensaje ofrecido por los organizadores en un comunicado de prensa: “estamos trabajando en la edición de 2019, aunque la complejidad burocrática, la incertidumbre jurídica, los escasos servicios públicos de transporte y las condiciones de algunos aspectos clave del recinto nos hacen platearnos la continuidad del festival en La Caja Mágica y en Madrid”.

Más fotografías, aquí.

[Texto]: Araceli Rodríguez
[Fotografías]: Alfredo Rodríguez