La organización de un evento no se hacen responsables de las entradas anticipadas que no se hayan adquirido en los puntos de ventas oficiales. Por eso, toda entrada enmendada, rota o con indicios de haber sido falsificada, autorizará a los responsables del concierto a privar a su portados del acceso a la sala. No se admitirán devoluciones o cambios de entradas, pero si hubiese algún cambio se podría llevar a cabo algún tipo de compensación. Y es evidente que la organización no se responsabiliza de cualquier pérdida de entradas por los compradores, aunque ahora es más raro que se pierdan puesto que la mayoría de veces se compran por Internet y las tenemos almacenadas en el correo electrónico y/o en el teléfono móvil. La devolución, en caso de cancelación, se podrá efectuar por el organizador dentro del plazo de quince días desde la fecha de la comunicación pública de la cancelación. Si la suspensión se realiza una vez transcurrida más de la mitad del espectáculo, no habrá lugar a devolución alguna. Las malas condiciones climatológicas (en el caso de que el espectáculo se desarrolle en un espacio situado en el exterior) no dan derecho a devolución del importe de la entrada. Queda reservado el derecho de admisión, condicionado al hecho de disponer de la entrada completa, en buenas condiciones y de que el portador asuma y se obligue a respetar las normas de la organización y del recinto, así como cualquier motivo exigirle por razones de seguridad general.

Cámaras de fotos y cámaras de vídeo.

Está prohibida cualquier filmación, grabación o reproducción en el interior de la zona de conciertos. Se prohibe la entrada de cámaras de fotos, vídeo y/o aparatos de grabación de cualquier tipo.

Comida y bebida.

No está permitido el acceso al recinto con ningún tipo de comida o bebida.

Objetos peligrosos y no permitidos.

Está prohibida la entrada con cualquier tipo de objeto que se considere peligroso como botellas, botes o cualquier recipiente, cristal, armas blancas, punteros láser, sprays, etcétera.

Fumar.

No está permitido fumar en la totalidad del recinto puesto que la ley prohíbe el consumo y tráfico de sustancias ilegales. En caso de que se detecte a alguien vendiendo o consumiendo dentro del recinto será expulsado inmediatamente y deberá abstenerse a la normativa vigente, si bien, podrán usarse pods de vapeo que cumplan con la normativa vigente.

Salida del recinto.

La salida del recinto implica la pérdida del derecho a entrar nuevamente, salvo en aquellos eventos en el organizador disponga lo contrario. Es potestad del organizador permitir la entrada una vez comenzado el evento.