Si llevas un tiempo queriendo tocar la batería electrónica desde el inicio o si te has quedado bloqueado en tus primeras incursiones en la materia, vamos a contar algunos consejos que te ayudarán o te abrirán la mente y esperamos que en cualquier caso te motives en el aprendizaje de este gran instrumento. Puede que alguna cosa te suene, pero hemos intentado darle a este artículo un toque diferente y práctico para que te sirva de ayuda práctica. No te pierdas ningún detalle en esta comparativa de uso, pidiendo siempre consejos antes de comprar a un profesional.

1º Adopta una postura correcta

Esto hará optimizar tu fluidez a la hora de tocar pero también evitar contracturas y lesiones dolorosas. Procura mantener la espalda recta. Esta correcta disciplina postura puede hacerse extensiva a la colocación de los elementos de la batería para que te sitúes a una distancia adecuada que te permita llegar de manera holgada pero sin quedar demasiado cerca, hecho que te puede originar agarrotamiento.

2º Tocar de manera relajada

Diferenciándose de otros instrumentos, la batería electrónica es muy física. Cualquier tipo de tensión o esfuerzo con tu cuerpo empeorará tu rendimiento. Por ejemplo, un juego de muñecas con soltura te ayudará con tu eficacia y velocidad a la hora de tocar. Puedes aprovechar el rebote de las baquetas para cansarte menos y una buena forma física te ayudará a la hora de tocar.

3º Trabaja la coordinación de tu cuerpo

El hecho de que la batería sea una suma de instrumentos de percusión más que uno en sí mismo lleva consigo el hecho de ser el único que se toca con todas las extremidades, lo que requiere una gran coordinación por parte del músico e independencia en todas las partes del cuerpo. Si los distintos elementos que tienen que sonar a la vez en determinados golpes no lo hacen, repercutirá sensiblemente en la contundencia y empaque general de los ritmos. Para mejorar la técnica hay ejercicios que combinan las extremidades, desde un nivel principiante hasta muy avanzado.

4º Practica con un metrónomo

En cualquier grupo la batería soporta junto al bajo el peso del ritmo, lo que hace que el metrónomo sea más indispensable para los bateristas y los bajistas. Hay muchos modelos, la mayoría asequibles de precio, pero sino también puedes descargarte una aplicación para tu teléfono móvil. Observa que es fácil de usar y mejorará la técnica.

5º Afinación del instrumento

Mucha gente piensa que la batería no tiene que afinarse pero también tiene tonalidad. Los timbales, por ejemplo, se afinan por quintas, pudiéndose emplear distintos métodos para establecer una relación entre los distintos toms. Además, se pueden afinar en distintas alturas tonales según el estilo musical, desde balas a heavy, pasando por otros estilos.

6º Mide bien todos los redobles

Este es uno de los consejos más escuchados en estudios de grabación profesionales. Uno de los fallos más comunes en los bateristas principiantes es que se adelantan con los redobles, más cuando son complicados. Procura grabarte e identificar estos momentos en los que está fuera del sonido del metrónomo y observa donde te adelantas. Cuando reconozcas ese fallo, retrasa o realiza más despacio esos pasajes.

7º Prepárate las entradas a las canciones

Es un truco fácil de realizar pero que pocos bateristas usan. Cuando comienza una canción   acompaña el ritmo con el pie o con las baquetas en el aire sin llegar a tocar ninguna parte del instrumento. Sólo así conseguirás entrar nuevamente a tiempo con el resto del grupo. Si no lo haces, probablemente te retrasarás.

8º Piensa y toca de manera musical

Piensa en lo que puede aportar tu instrumento a una canción y trata de ser musical, más que golpear los tambores sin criterio. No hay nada más interesante que escuchar un redoble que refuerza una melodía de voz o un riff y que llega a formar parte esencial de la canción, haciendo que el oyente lo identifique y aprenda casi sin querer, por lo característico del mismo.

9º Hazte con una batería electrónica

Lo habitual es practicar con una batería acústica, pero este instrumento tiene una gran sonoridad que te impedirá tocar en casa, a menos que vivas retirado de tus vecinos. Por ello, aunque el tacto no es el mismo, la batería electrónica te permitirá plantear una rutina de estudio constante, fundamental para avanzar. Otra alternativa es alquilar un local de ensayo acondicionado.

10º Recibe clases de un profesional

En Internet hay mucha información que puede ser útil para aprender de manera autodidacta pero a menos que tengas un cierto nivel, lo recomendable es recibir clases que te permitan acortar los plazos durante el aprendizaje o evitar coger manías que luego te costará eliminar.

11º Usa tapones para los oídos

Como la batería acústica tiene un elevado nivel sonoro que abarcan las frecuencias más agudas y dañinas para nuestro sistema auditivo, tienes que protegerte especialmente si no quieres acabar dañando tus oídos, sobre todo si vas a tocar con bastante asiduidad, por lo que recomendamos usar unos tapones para evitar lesiones.