El músico experimental Daniel Lopatin edita nuevo trabajo en formato largo, primero tras su disco Age Of (Warp Records, 2018) publicado hace dos años y después de la banda sonora Uncut Gemas (Warp Records, 2019) que vio la luz en diciembre de la pasada temporada. En su nueva referencia el artista norteamericano recopila cortes ambientales y electrónicos que suenan etéreos y somáticos a partes iguales. Tan inclasificables como soñadoras, las melodías que podemos degustar en los diecisiete cortes vienen de hacer copia y pega como si fuese un puzzle sonoro con archivos de varias emisoras frecuencia modulada estadounidenses en las que los pinchadiscos combinan música con anuncios y otros componentes. Basta con escuchar cortes como ‘Long Road Home’, ‘The Whether Channel’ y ‘Tales From The Trash Stratum’ para divagar entre pensamientos profundos e hipnotizantes que calarán hondo en tu memoria. Y es que su trabajo junto a nombres como los canadienses The Weeknd y Tim Hecker y la británica FKA Twigs, entre otros, aporta un plus de puntuación en unas canciones que para muchos sonarán en su particular fondo imaginativo con lo hace la radio convencional. Puede que para algunos sea un mero trámite auditivo mientras conducen, trabajan, estudian e incluso duermen, pero el artista explora su universo paralelo con especial vocación y cariño. Con una buena colección de voces situadas en segundo término pero que tienen un interesante protagonismo, cada ruido puede ser estudiado con gran detalle como si fuese una prueba clasificatoria. Y entre tanto misterio aparece el corte final (‘Nothing’s Special’), en el que tanta dispersión se plasma en algo más de cuatro minutos que dura la composición. Es posible que sus seguidores vean una nueva genialidad en su particular obra, pero si no conoces su propuesta este disco te parecerá tan innecesario como forzado.

Alfredo Rodríguez