Cada paso que hemos dado nos ha llevado hasta este momento en el que nos encontramos” (Gabriel de la Rosa, Shinova)

Texto: Alfredo Rodríguez

Fotografías: Juan Pérez-Fajardo

La carrera musical de los vizcaínos Shinova se fragua de manera segura y concisa, con pequeños pasos que son grandes triunfos. Poco a poco, canción a canción, están consiguiendo labrarse un nombre dentro de la actual escena musical nacional. Con su nuevo disco Cartas de Navegación (Warner Music, 2018), el quinteto formado por Gabriel (vocalista), Erlantz (guitarrista), Dani (guitarrista), Ander (bajista) y Froufe (baterista) sigue avanzando, siempre hacia adelante, con once canciones brillantes de un pop luminoso cargado de sonoridad y melodías pegadizas. En su mejor momento, tienen nuevos retos e ilusiones que nos cuenta su cantante Gabriel de la Rosa en la siguiente entrevista.

· Habéis publicado vuestro quinto disco bajo el título de Cartas de Navegación (Warner Music, 2018), ¿cómo han funcionado estos diez años de carrera musical? ¿Qué sensaciones estáis teniendo tras el lanzamiento del nuevo LP?

Han sido diez años de aprendizaje. Cada paso que hemos dado nos ha llevado hasta este momento en el que nos encontramos presentando un disco tan especial como es “Cartas de Navegación”. Hemos tenido la oportunidad de charlar con la gente que ha venido a vernos en los actos promocionales, y la verdad, para nosotros es un regalo que estas canciones estén conectando de esa manera con las personas que las escuchan.

· Con Volver (Warner Music, 2016) parece que se “enterró” el anterior repertorio incluido en vuestros tres primeros álbumes, digamos que fue un nuevo punto de partida pero, ¿qué intención tenéis con las once nuevas canciones que forman vuestro quinto disco?

Básicamente, tocarlas en directo, que crezcan en los escenarios, así como también tocaremos temas de “Ana y el Artista Temerario” y “Volver”.

· Hace seis años pudimos veros en directo tocar con Tenpel en la sala El Sol de Madrid, ¿qué queda de aquellos Shinova que lucían rastas y eran más “cañeros”? ¿Qué os llevó a cambiar vuestros sonidos de los primeros años por unas canciones más pop y accesibles?

Queda la ilusión y la pasión por la música. En cuanto al cambio… lo cierto es que en aquellos discos había canciones con estructuras más pop que la mayoría de las que forman “Cartas de Navegación”. Cada etapa tiene su magia, y cada disco su sonido.

· El disco se presentó con singles como ‘El Álbum’ y ‘Cartas de Navegación’, ¿cómo se eligieron las canciones que ibais a mostrar previamente a la salida del disco? ¿Es arriesgado lanzar singles o es un mero trabajo promocional?

Es curioso, hace pocos años se esperaba que con la irrupción de las plataformas digitales, los singles perdieran valor promocional, y resulta que el asunto ha ido en otra dirección. Con las redes sociales, el streaming, las playlists… los singles han cobrado una importancia brutal. Todo ha cambiado, y creo que ese cambio es una de las razones por las que en estos momentos estamos viviendo una etapa sin precedentes en la música.  En cuanto a la elección de las canciones, teníamos que elegir alguna, quizá seleccionamos esas por tener un carácter más instantáneo.

· Dentro de los CDs y vinilos se incluye una hoja para construir un velero como el que ilustra la portada del nuevo trabajo, ¿cómo surgió la idea de añadir ese extra a vuestro lanzamiento?

Nuestra intención era que la gente pudiera interactuar con la obra no solo a nivel auditivo, sino que otros sentidos también entraran en juego, que cada persona hiciera suyo este disco desde el primer contacto. Ander, nuestro bajista, es quien se ha encargado de plasmar esa idea en el CD… ¡y en nuestro primer vinilo!

· Habéis trabajado con Mikel Santos y José Caballero en el estudio de grabación, ¿qué supuso contar con los citados a la hora de crear el sonido final? ¿Qué aportaron cada uno de ellos en las canciones respecto a las composiciones creadas en el local de ensayo?

Los dos nos conocen muy, muy bien, y saben cómo potenciar nuestros puntos fuertes. Producir los temas en el mismo local, junto a Mikel, quien también fue el encargado de las mezclas, facilitó mucho las cosas para que todo fluyera en el estudio, y Jose, ya en la grabación, supo exprimir al máximo cada una de las tomas. Igor Iglesias, en la edición, y Oscar Herrador, en la masterización, también fueron parte del proceso. Nos sentimos muy afortunados por haber podido tenerles junto a nosotros en este disco.

· Después de la buena acogida de vuestro anterior disco con el nuevo parece que tenéis que aprovechar el momento, ¿estáis lanzados para dar el salto a salas de mayor aforo y tocar en más festivales? ¿Se puede decir que tenéis presión después de las críticas y los comentarios positivos?

Nuestras metas siempre se encuentran cerquita, a corto plazo. Ahora estamos preparando el directo para la gira de “Cartas de Navegación”, que comenzará el 2 de febrero en la sala La Riviera.

· Precisamente, comentando el tema de los aforos de las salas, habéis anunciado la primera fecha de presentación del nuevo disco, concretamente en la mítica sala La Riviera de Madrid para el próximo mes de febrero, ¿es arriesgado tocar para aforos más elevados o es una apuesta de la banda junto con la agencia de management?

Bueno, siempre hemos ido poco a poco, y después de lo bonito que fue aquel concierto de fin de gira en la Joy Eslava, queríamos empezar la presentación del nuevo disco en Madrid, justo un año después, en un lugar que también fuera especial. Quedan poquitas entradas, y estamos seguros de que va a ser una noche para recordar.

· También habéis confirmado fechas en Bilbao y Barcelona, ¿cuáles son los planes que tenéis para 2019? Imaginamos que en verano tocaréis en festivales y en otoño volveréis a las salas.

Así es. Estaremos presentando “Cartas de Navegación” una temporada larga. Ahora es lo que toca y lo que nos apetece hacer.

[Noviembre 2018]

Más información