«esperaba que me cayera algún palo más de los que me han caído»

Texto: Alfredo Rodríguez

Fotografías: Jaime Lazoh

El artista madrileño Rodrigo Mercado regresa con nueva música bajo el título de Llueve (2021). En su nuevo trabajo el cantante, músico y compositor presenta cuatro canciones auto-editadas que sirven como nuevo punto de partida tras su experiencia con una discográfica multinacional, cambiando además su estilo musical y aproximando sus temas a la escena rock. Con soltura, desparpajo y cercanía nos cuenta todas sus novedades, desgranando su nuevo material y dejando un poco de lado un pasado musical que, quizá, hubiese preferido que fuese de otra manera.

· Tu nuevo trabajo discográfico, Llueve (2021), lleva publicado algo más de un mes, ¿cuáles han sido tus sensaciones con los comentarios recibidos por parte del público y la gente de tu entorno como familiares y amigos?

La verdad es que las sensaciones han sido bastante buenas, esperaba que me cayera algún palo más de los que me han caído. Que no me han caído, vaya. (risas) De alguna manera no había llegado al mundo guitarrero en este plan y bueno, viniendo de donde vengo, esperaba algún palo. Nunca me he definido, he hecho muchas cosas, tuve un grupo que se llamaba Ganyahmun que tocamos varios estilos como reggae y luego fusionamos más con funk, algo de rock, poco. Y luego mis dos discos anteriores en solitario seguían esa línea fusionera y tal. Justo antes de este EP vinieron dos singles que eran más de corte acústico y que bueno, ahí la producción marcó mucho porque no es lo que esperaba.

· ¿Lo que esperabas o lo que esperaba la discográfica?

Mis dos primeros discos salieron con Warner Music y entonces ellos buscaron otro productor para los dos singles y pidieron que los temas fueran de otro estilo. Trabajé con Pablo Cebrián y la idea cambió mucho. Empecé a componer con la guitarra hace dos ó tres años porque no me había metido con la guitarra nunca hasta ese tiempo a meterle horas. Mi idea de componer con la guitarra era la de llegar a este tipo de cosas porque antes lo hacía con teclado y no es lo mismo. Primero empecé con la acústica y desde la compañía me pidieron que los temas que les pasara fueran guitarra y voz, entonces a partir de ahí el productor puede hacer prácticamente lo que le diese la gana. Hubo temas que quedaron muy bien pero iban hacia el pop. Llevaba tiempo que quería meter caña y para los directos tener un repertorio más guitarrero. Y ahora ha llegado ese momento. Terminé pidiendo la carta de libertad en el sello, un poco por todo esto, porque no les interesaban las canciones que estaba haciendo y les dije que me dejaran hacer lo que quisiera. La otra opción era hacer lo que ellos me pidieran, darles las letras, cantarlas y a partir de ahí que la música fuera algo con lo que no tenía nada que ver o no estaría de acuerdo.

· Entonces el cambio musical tiene un poco que ver con tu marcha de la discográfica.

Sí, en directo había cambiado alguna de las canciones más antiguas como ‘Astro Rey’ o ‘Sensible’ que esas son del primer disco, pues ‘Sensible’ por ejemplo había hecho un tema guitarrero en plan Rage Against The Machine, entonces ese cambio no gustó en la discográfica. Vinieron a alguno de los directos y no les moló, digamos que había un escollo, por decirlo así, a todo esto. Y luego ‘Astro Rey’ es un tema que era un reggae y con la acústica lo cambié a otro estilo. Yo quería llegar al rock como concepto amplio de la música porque el rock es una actitud y a partir de ahí puedes hacer experimentos con los componentes que se utilizan.

· Entonces el público está ofreciendo buenos comentarios tras la salida del EP.

Está teniendo muy buena aceptación y mucha gente que le ha gustado el nuevo aire, estoy contento con la respuesta del público.

· ¿Y por qué has publicado un EP y no un LP?

Lo ideal hubiera sido poder sacar un LP, sobre todo de cara a lo que te digo de tener un repertorio para el directo más amplio. Ahora lo que estoy haciendo es coger los temas antiguos y aproximarlo a esto, que los directos no sean un mejunje extraño. Y bueno, no ha sido un largo porque no había dinero para más porque no tengo el respaldo económico de una discográfica y tengo que invertir mi dinero. Canciones tengo pero esperaré un tiempo y cuando pueda haré otro EP o un LP.

· La producción del EP ha corrido a cargo de Fernando Fernández “Fefe” del Amo, ¿cómo has encajado el cambio de productor y qué aporta a tus nuevas canciones?

Lo hice con Fefe porque trabaja en el SAE y ha hecho cosas con Eugenio Muñoz, que fue productor de mis dos primeros discos, así es que le conocía. Tiene un grupo que se llama Callahan, que hacen punk-rock, por lo que buscaba un sonido más duro. Entonces todo vino porque en un principio mi idea era grabar con Mintxo Alejos que es otro técnico y productor que es amigo mío pero ahora está viviendo en Nigrán. Entonces se juntó la pandemia, con las pelas y con que está lejos y busqué alguien que estuviese en Madrid con un estudio pequeño que me pudiese permitir el desembolso. No es lo mismo eso que tener que llevar a mis músicos o coger unos allí que no era mi idea, pues lo he grabado con la banda con la que voy, que es un poco el rollo que coja el sonido de la banda con la que vengo funcionando desde hace tiempo. Y entonces hablé con Fefe, en principio pensando más en un estudio y un ingeniero de sonido, no tanto un productor, pero lo cogió con muchas ganas y aportó bastante. Además, se dio todo rodado porque no le busqué con intención de que sonara más a rock, porque los temas de maquetas venían así con sus distorsiones y sus guitarras, pero como viene de ese mundo y tenía ganas de trabajar conmigo, sumó más en el enfoque rockero del EP. Así es que fue un acierto.

· Y el hecho de contar nuevamente con Mario, Javier y Gaspar, como guitarrista, bajista y baterista, respectivamente, ¿cómo afectó a las canciones? ¿Pensaste en buscar otras personas o directamente querías seguir con ellos?

En los otros discos no estaban porque entraron después. Los músicos que tengo ahora me pasaba un poco como con la orientación musical y es que la banda me la iban formando desde Warner tanto en el estudio como en directo. Digamos que se disolvió el grupo, empecé a componer, me fichó el sello y a partir de ahí soy un solista más y de alguna manera me dirigían. Dentro de que tuviese cierta libertad o no, pero me llevan todo ellos. También Eugenio se ocupaba de eso porque había buen rollo, hasta el punto en el que decido empezar a formar una banda de confianza con la gente que quiero, para tener una complicidad total. No solo que toquen, sino que haya una conexión entre todos para que tenga sentido. Y esa banda llegó hace unos tres años, estamos rodados, con ellos he grabado el EP.

· Dicho EP tiene cuatro canciones y el primer single fue ‘Firme’, ¿es el tema que define el listado total?

Sí, porque es quizá el que más rompe con todo lo anterior. Dentro de las cuatro canciones, quizá las otras tres se aproximen más a lo que había hecho anteriormente. Quitando las guitarras por la distorsión y eso. Con el cambio hacia el rock es la que más rompe, la más cañera y directa. Era el single claro por todo, porque entra como un tiro puesto que son dos minutos y medio, pero sobre todo porque rompía con todo lo que había hecho anteriormente. También destacaría ‘Llueve’ porque el EP se llama así por eso, es la canción que sobresale un poco por encima de las otras.

· ¿Y las canciones que incluirás en tu siguiente trabajo seguirán la línea de estas canciones o buscarás otros sonidos?

Sí, mi intención es que sigan esa línea. Quizá ‘Bailas Tú, Bailo Yo’ sea la que enlaza un poco todo lo anterior con este EP, pero vamos, el rollo es más acústico. Hacia donde quería dirigirme o llegar es a un punto más rock y que ahí estén los temas más acústicos, llamémosles más folk, pero también el sonido setentero, pero no abandonar la parte más negra de todo esto porque vengo de todo eso. Empecé con trece años escribiendo letras de rap y aunque el rock lo he mamado desde pequeño en casa por lo que te decía antes, de donde vengo, pero del rap por así decirlo pasé al reggae que fue la banda que formé y dentro de la propia banda exploramos más el funk. He seguido esa trayectoria y es como que he seguido el paso inverso hasta llegar más a los sonidos blues, el rock más antiguo y mi idea era eso, llegar a un punto donde explorar. He sido adolescente en los 90 y me he comido todo el grunge, el rap metal y todo esto, pero llegar a un punto donde haga rock y dentro de eso explorar lo que más me ha llegado del rock, como las influencias que pueden ser el soul y el blues en su momento, una mezcla de todo eso.

· También depende de la época en la que compones las canciones, porque ahora escuchas una música que quizá hace años no escuchabas.

Y por lo que te decía también, a veces he intentado hacer algún tema que fuera más en este sentido pero no tenía las herramientas para hacerlo. Y tampoco quería llegar a ese productor de turno y decirle que hiciese esto o lo otro. Los temas son míos y ahí están las maquetas, dentro de que luego se desarrollen y cambien. Quizá lo que menos se parece a lo que en un principio era la canción, a la hora de sonoridad, son los singles que te digo que fueron construidos desde otro punto. Se ve la canción pero todo lo que envuelve instrumentalmente el tema es otro rollo.

· Entonces esos singles son el nexo entre los otros discos y el nuevo EP.

Sí, era un poco la evolución. Podrían haber encajado en el EP si la producción hubiese ido por otro lado. De hecho el tema que te digo ‘Bailas Tú, Bailo Yo’ es un poco el rollo que quería hacer con los otros temas, más acústico con guitarras. Y de haber engordado la canción a base de guitarras contundentes y batería y no ese rollo más pop.

· Tuviste un concierto en mayo en Guadalajara con el público sentado, ¿cómo fue?

El formato era acústico, entonces se presta más a que la gente que lo ve sentada disfrute. La verdad es que estuvo bien después de tanto tiempo sin tocar.

· Y ahora tienes otro concierto en Madrid el próximo mes de julio…

También será acústico, aunque este en la sala El Elefante Blanco. De alguna manera es volver a tocar en Madrid, quería tocar aquí antes del verano. La presentación será en otoño con banda porque estos temas están bien en formato acústico, pero ganan más con los músicos.

· Respecto a conciertos, ¿qué planes tienes para el futuro?

Tenemos una fecha cerrada en el festival Porta Ferrada en Sant Feliu de Guíxols para el próximo mes de julio. Estoy empezando a trabajar con Mitik Records, es una agencia de Barcelona con la que hablé antes de la pandemia y estamos retomando el tema de agenda, conciertos y demás. La idea es trabajar con la banda y cerrar fechas para el invierno.

[Junio 2021]

Más información