El disco tiene ese sonido internacional que buscábamos.” (Presumido)

Texto: Alfredo Rodríguez

Fotografías: Presumido

En ocasiones comentamos que hay grupos y grupos y en el caso de Presumido es un elemento extra de superación y cercanía, por todo lo que les ha tocado pasar y por la manera de conectar con los medios de comunicación. Su nuevo disco Cuatro Estaciones (Presumido Records, 2019) es el resultado de mucho trabajo, tanto que han sido los artífices totales de un proyecto que se tambaleó debido a una disputa con su anterior sello discográfico. Ahora, después de sufrir y luchar, pueden sacar pecho presentando sus nuevas canciones, una colección de himnos electropop que merece la pena escuchar y disfrutar.

· Vuestro disco Cuatro Estaciones (Presumido Records, 2019) lleva dos semanas a la venta, ¿estáis contentos con el resultado después de todo lo que ha supuesto su creación?

Ha sido un auténtico reto en el que por momentos pensábamos que no lo conseguiríamos. Grabar un EP, producirlo, mezclarlo, masterizarlo, publicarlo y promocionarlo en cada una de las estaciones… Pero aquí estamos: es una realidad, lo hemos conseguido y parece que está gustando mucho el resultado.

· Hemos seguido el proceso de las nuevas canciones desde que empeñasteis vuestros instrumentos para financiar el segundo LP, ¿ha sido un reto personal o era la única manera de llevar a cabo vuestro “plan musical”?

A día de hoy nos resulta imposible separar lo personal de lo profesional. Llevamos cerca de 400 días sin librar ni uno solo para sacar adelante el proyecto “Cuatro Estaciones”. Todo lo que hemos aprendido este año en lo profesional (booking, promo, producción…) nos ha hecho crecer en lo personal.

· Lo que ahora podemos disfrutar como un disco en realidad ha sido configurado como la suma de cuatro EPs producidos, grabados, publicados y promocionados en cuatro estaciones diferentes, ¿el nivel de auto-exigencia fue clave a la hora de crear las canciones?

¡Muchísimo! Cuando publicas un LP completo puedes permitirte canciones «de relleno» pero al sacarlo en pequeñas fracciones, el nivel debe ser muy alto. Ha sido un proceso muy exigente pero el hacerlo de esta forma ha repercutido muy positivamente en el resultado final del disco completo.

· En ese sentido, ¿cuáles han sido las diferencias de trabajar con un sello a realizar vosotros mismos todo el proceso que conlleva publicar una canción, un EP y un disco?

Quizás este proyecto solo hubiese sido posible de esta forma, remando nosotros dos como locos quince horas al día o más, durante más de un año. Sería muy difícil sacar adelante tal volumen de trabajo si estuviese en manos de personas con jornadas laborales “normales»… (risas)

· La nota de prensa que acompaña vuestro lanzamiento cita: “nos encontramos ante once canciones de electropop sibarita que saltan constantemente entre los momentos de baile y las más profundas catacumbas del ser humano”. ¿Podría ser la mejor definición para entender el sonido de vuestras composiciones?

Creemos que sí. En España el electropop, en general, está muy vinculado al petardeo, la superficialidad, la fiesta, lo banal… y nuestro pop electrónico es todo lo contrario: lleno de matices y cubriendo un rango de frecuencias emocionales muy amplio.

· El tracklist está formado por once canciones repartidas en cuatro estaciones: invierno, primavera, verano y otoño, ¿cómo surgió la opción de estructurarlas de esa manera? En la estación veraniega son solo dos canciones las presentadas, en lugar de las tres mostradas en las demás estaciones y una de las mismas es otra versión de ‘El Rey Azotado’, incluida en la estación invernal y quizá la canción más representativa del LP, ¿qué poder tiene ese tema respecto a los demás?

La idea de fragmentar el disco en estaciones surgió como una necesidad. Una vez compramos nuestra libertad discográfica nos quedamos sin un duro, por lo que la única forma de sacar esto adelante era ir grabándolo a los poquitos, a medida que íbamos teniendo algo de dinero. Y esa necesidad se convirtió en el hilo conductor de este disco, ya que somos amantes del formato «disco conceptual». Cada estación se grabó en diferentes emplazamientos muy relacionados con esa naturaleza cambiante, que nos empapaba de las cualidades propias de cada estación. Respecto al EP de verano, había una tercera canción rollo Madonna de los dosmiles. Era muy «single», muy bailable pero en el cómputo global nos chocaba un poco y decidimos quitarla del disco. Respecto a El Rey Azotado (Verano), Paco Serén (Los Piratas) hizo un Remix tan brillante y diferente de la original que lo convirtió en una canción merecedora de estar incluida en uno de los epés.

· Habéis trabajado con Robin Schmidt en la masterización de las canciones, reconocido por su trabajo con artistas como Mando Diao, Placebo, The Kooks y Wolf Alice, entre otros, ¿qué supuso contar con su labor en el estudio a la hora de dar formar a los temas?

El sonido que hemos conseguido sacar con el binomio Iago Lorenzo (Producción) + Robin Schmidt (Mastering) es increíble. El disco tiene ese sonido internacional que buscábamos. Cuando Robin nos mandó el master del primer EP (Invierno) nos dijo «hacía una década que no disfrutaba tanto con un trabajo». Eso nos hizo ver que algo estábamos haciendo bien.

· En el nuevo disco lanzáis las canciones por vuestra cuenta pero trabajáis con gente externa en lo que a management y promoción se refiere, ¿es diferente la manera de configurar vuestra propuesta a como lo hacíais en el anterior LP?

Consideramos que estamos en una fase de transición en la que estamos volviendo a montar un equipo de trabajo. Esta vez con mucha más cautela que la anterior, para no volver a pasar por la misma situación de bloqueo. Poco a poco vamos encontrando a las personas adecuadas y es muy gratificante tener un equipo de trabajo en el que nosotros somos el centro de todo y el resto de las personas trabajan en perfecta sintonía con el proyecto.

· Siempre habéis trabajado muy bien vuestra relación con los medios de comunicación, de hecho sois vosotros los que siempre nos habéis escrito para anunciar cada uno de los movimientos de “Cuatro Estaciones”, ¿sentís la necesidad de tener esa cercanía con quienes tienen que escuchar vuestra música antes de que llegue a vuestro público?

Desde siempre tuvimos claro que uno de nuestros principales objetivos era llegar antes a la crítica y a la prensa especializada que al público masivo. Creemos que ha sido un acierto puesto que disfrutamos mucho relacionándonos con las personas que habláis de música en los diferentes medios y sabemos que si hacemos las cosas bien con vosotros, seréis los mejores difusores de nuestra música que podemos tener.

· La gira de presentación del LP pasará por más de veinte ciudades españolas, ¿es un reto llevar vuestra música por toda la península o es parte del “juego” que supone mostrar las canciones ante el público?

Pues efectivamente, supone un reto extra. Ya no solo el conseguir cerrar la gira sino también el llevar a cada una de las ciudades un show con una escenografía muy por encima de la que suelen llevar las bandas que «juegan en nuestra liga». Hemos montado un show basado en la iluminación a contraluz que nos lleva unas cuantas horas montar y desmontar…. Pero ya sabes, ¡aquí no tenemos miedo a los retos!

· Este verano habéis tocado en varios festivales pero con el disco en la calle tenéis por delante una nueva temporada festivalera, ¿cómo se presenta el 2020 en lo que a conciertos masivos se refiere?

Pues hemos cerrado algunos festivales para 2020 y tenemos unos cuantos en fase de negociación. Ya veremos que pasa, pero tenemos muy buenas vibraciones al respecto. Muchas gracias por la entrevista. Siempre es un placer charlar con Musicazul, medio que ha confiado desde el principio en Presumido.

[Noviembre 2019]

Más información