“Cada uno de nosotros ha sido destrozado por la música y después se ha recuperado gracias a la música” (Chris Dabbs, Of Moths And Stars)

Texto: Alfredo Rodríguez

Fotografías: Richie Granell Ferrer / Nate Wisniewski

Generalmente nos fijamos en artistas provenientes desde tierras británicas, bien sea por su influencia musical, bien por su aparición en medios de comunicación como NME, bien por cualquier otro motivo. En el caso que nos ocupa, el grupo Of Moths and Stars viene desde Reino Unido pero están asentados en nuestro país, concretamente en Madrid. Su sonido está claramente influenciado por bandas como Arctic Monkeys y Kasabian, entre otros, pero no por ello deja de estar repleto de calidad. Su primer disco Live Like Me (2018) les ha llevado a tocar en festivales de renombre en Madrid, Hong Kong y Londres, pero saben que su camino no ha hecho más que comenzar.

· Tras leer vuestra biografía lo primero que destaca es sois una banda británica afincada en la actualidad en Madrid, ¿cuáles son las causas de abandonar tierras inglesas y llegar hasta la capital española?

Es una gran historia que comienza en Inglaterra, pasa por Camboya, Hong Kong y Nueva Zelanda antes de llegar por fin a España. La versión corta: Nunca planeamos llegar aquí. Nos trajo el viento.

· En septiembre debutáis con Live Like Me (2018), un LP que viene precedido por el single ‘My My My’, ¿qué podrá encontrarse el oyente en vuestra nueva referencia discográfica?

Es grande, rock and roll sucio, con un millón de pequeñas historias escondidas dentro del álbum. Hay mucho amor y miedo, un poco de rabia y frustración. Hemos pasado épocas con muy poco dinero mientras hacíamos este disco. Muchas bandas comienzan y acaban en su lujoso estudio – nosotros empezamos en la selva y acabamos en Madrid. No es una joya reluciente – es un mapa del tesoro.

· Habéis tocado con artistas como Suede, The Charlatans, Peaches, OK Go! y The Bohicas, entre otros. ¿Cómo llegasteis a actuar con ellos, algunos totalmente asentados en la escena musical internacional?

Es difícil explicar exactamente como aparece una oportunidad. La mayoría de estas oportunidades llegaron cuando pensábamos que se nos había acabado la suerte. Cosas como estas son bombas de oxígeno para la banda. Justo cuando crees que vas a ahogarte, vuelves a llenarte de vida y te recuerda donde estabas al principio. Así que la respuesta a eso es que aguantamos la respiración lo suficiente para que la suerte volviese a nosotros. No todo el mundo puede hacerlo.

· Vuestro sonido tiene influencias de artistas como Arctic Monkeys y Kasabian. ¿Os sentís identificados con estos grupos? ¿Qué otras bandas tienen cabida en el sonido de Of Moths and Stars?

Crecí en Sheffield cuando comenzaban los Arctic Monkeys. Ya teníamos a Jarvis Cocker y de repente apareció Alex Turner para dar una lección de composición y lo que pueden llegar a ser las letras de las canciones. Al mismo tiempo, estábamos obsesionados con los Beatles y más tarde con Nick Cave and the Bad Seeds. Estos son todos artistas que se involucran con corazón y alma en su música y ofrecen una perspectiva impresionante del mundo que les rodea. Luego hay momentos individuales de canciones: el solo de guitarra en ‘The Chain’, que te destroza en mil pedazos, las baterías de John Bonham, la manera en la que puedes andar por una calle al ritmo de ‘Back in Black’. Ese tipo de cosas.

· Aunque puede parecer que sois un grupo emergente habéis tocado en festivales como el Mad Cool Festival y el Sonorama Ribera en nuestro país y en otros como el Clockenflap en Hong Kong y Time Out London Rising Stars en Reino Unido. ¿Qué supuso para vosotros tocar en dichos eventos?

¡Nos dio vida! Oportunidades como esas ayudan a una banda a seguir, y también hacer sentir a todos que el esfuerzo vale la pena. Todo el mundo se ve en una gran aventura, y se olvidan que gran parte de la aventura son los momentos duros antes de que puedas tirar el anillo al volcán y volver a casa en un pájaro gigante. Sentimos amor verdadero por las personas que nos abrieron esas puertas y nos dieron la oportunidad a la banda. Han habido momentos increíbles. No puedes imaginarte lo que fue estar viendo a The Who en MadCool mientras pensábamos donde empezó todo (componiendo una canción en una guitarra rota en la selva en Camboya). Aún no nos creemos la mitad de lo que nos ha pasado.

· En la actualidad trabajáis con la agencia Big Thing Music, ¿qué os puede aportar tener a alguien detrás de vuestra comunicación y vuestros conciertos?

Estábamos en un momento en que para la banda lo más importante era encontrar a la gente correcta para el proyecto. En la primera reunión con la gente de Big Thing Music sabíamos que entendían nuestra música y lo que somos como grupo. Notamos su profesionalidad y pasión inmediatamente, y sabemos que eso es algo que escasea en la industria. Nos sentimos muy bien trabajando con ellos y estamos convencidos que haremos cosas muy grandes juntos.

· Para un grupo es muy complicado llegar a la gente, que escuchen vuestra música y vayan a vuestros directos pero, ¿hasta dónde tenéis pensado llegar con vuestro LP? ¿Cuáles son vuestras “armas” a la hora de difundir vuestra música?

Intentamos mantener las cosas lo más simples posible. Hay demasiadas ilusiones en la música. Músicos de rock deberían pasar buena parte de su tiempo tocando música. Somos músicos, así que tocaremos buenos conciertos y esperamos que la gente sienta una conexión con lo que estamos haciendo y se lo cuenten a sus amigos. Queremos esa relación. También tenemos suerte de tener a gente muy especial trabajando en esta área en Big Thing Music.

· El próximo concierto tendrá lugar el próximo viernes 14 de septiembre en la sala El Perro Club de Madrid, ¿qué tenéis preparado para esa noche? ¿Podéis comentar alguna cosa sobre vuestro directo?

Los miembros de esta banda sangran rock and roll. Cada uno de nosotros ha sido destrozado por la música y después se ha recuperado gracias a la música. En nuestros directos puedes ver la pasión y la resistencia que para los que entienden el género, hace que puedan enamorarse. La sensación será eléctrica y no nos dejaremos nada en el escenario.

· ¿Cuáles son vuestros planes para los próximos meses? La nueva temporada comienza en septiembre y suponemos que miráis el futuro, quizá conciertos en salas de otras ciudades, festivales en verano del año que viene…

Estamos empezando. No hemos estado haciendo mucho ruido mientras buscábamos a la gente correcta. Nuestro plan ahora es empezar a tocar, hacer ruido mostrando a la gente lo que tenemos. Tenemos un concierto en Valencia que viene en octubre y vamos a estar buscando más oportunidades para tocar donde podamos. Los festivales por supuesto están en nuestra mente para el verano que viene. Tenemos muchas ganas.

[Septiembre 2018]

Más información