Noches del Botánico

«vamos a superar las 85.000 entradas vendidas»

Texto: Alfredo Rodríguez

Fotografías: Alfredo Rodríguez

El quinto aniversario del ciclo Noches del Botánico llenará de música el Real Jardín Botánico Alfonso XIII de la Universidad Complutense de Madrid durante los meses de junio y julio. Tras superar el aplazamiento del año pasado la programación regresa en un entorno mágico con todas las medidas necesarias. Con un espacio repartido de manera óptima con zona de esparcimiento y restauración, el auditorio será el epicentro de los conciertos, apostando por los artistas nacionales ante las dificultades para girar los nombres internacionales. Nos reciben Julio Martí y Ramón Martín, organizadores del evento, para comentar todo lo relacionado con la nueva edición.

· ¿Pensasteis en no hacer el ciclo de conciertos este año por la pandemia y todas los cambios y restricciones derivadas de la misma?

Julio: Este año no, el año pasado sí porque una vez anunciado te dicen que tienes que reducir el aforo a 400 personas, no teníamos ni margen ni viabilidad. Entonces claro, el traslado de artistas a 2021, pero una vez que llegaba el 2021 y vimos que los artista no podían actuar nos tuvimos que organizar rápidamente y cambiar muchos artistas de 2020 a 2021 y de 2021 a 2022 e intentar hacer un festival modélico para la capacidad que tenemos. Y es en lo que estamos ahora mismo.

Ramón: Todo ha sido por el protocolo Covid, pero ahora mismo conseguir los permisos de Sanidad es complejo y complicado, tienes que utilizar determinadas medidas y recomendaciones. La primera por la que optamos fue reducir el aforo a 2.000 personas, todo el mundo sentado y hemos tenido que aumentar el personal.

Julio: Y no solo eso, sino tener que desarrollar condiciones estructurales superiores a las que teníamos con gastos muy elevados.

Ramón: Hemos tenido que vender unidad familiar pero con mascarilla, dentro de lo que es la zona de conciertos no se puede comer ni beber y hay que hacerlo fuera en el jardín. Abrimos pronto precisamente para que la gente pueda venir pronto, venga a disfrutar y pueda estar un rato más después. Abrimos a las 19:00, cerramos a la 01:00 y puedes vivir la experiencia del Real Jardín Botánico porque además de los artistas estamos en una situación y en un ambiente privilegiado con tres/cuatro grados menos, por la noche refresca, puedes pisar el césped… La verdad es que la Universidad Complutense se porta con nosotros fenomenal porque nos ha dejado ampliar el espacio para cumplir con el protocolo Covid a pesar de reducir el aforo de los asistentes.

· Entonces el espacio ha sufrido modificaciones respecto a otras ediciones.

Ramón: Claro, tenemos 19.000 m2 de lo que es la parte de jardín para 2.000 personas. Entonces es de muy agradecer porque hemos pasado mucho tiempo en nuestras casas y poder pisar el césped mientras te tomas algo y luego ver conciertos, es un alivio.

· Suponemos que fue complicado tener que cambiar a los artistas y no tener a muchos de ellos, ¿cómo se trabaja con las agencias de management para configurar todo el cartel por segunda vez?

Julio: Bueno, trabajamos en eso. (risas) No ha sido fácil pero hemos podido cambiar casi todo. Hay que tener en cuenta que muchos artistas hemos tenido que cambiarles las fechas tres veces pero la clave ahora mismo es que tenemos el festival y casi el del año que viene con más de medio cartel cerrado.

Ramón: Siempre hemos sido conscientes de que el camino hacia la normalización pasada este año por los artistas nacionales porque iba a ser igual en todos los países. En nuestro caso hemos tenido la suerte de poder contactar con artistas que podían encajar con el concepto del festival, incluso tenemos artistas que difícilmente tendríamos en otras circunstancias, como por ejemplo Love Of Lesbian que llenan el WiZink Center cuando están de gira pero venir aquí es complicado. De salida vendieron tres fechas, hablamos con ellos, vino su equipo a ver el espacio y quisieron hacerlo por ser una experiencia diferente. Otro artista como Iván Ferreiro nos enorgullece mucho tenerle, con doble fecha, igual que Xoel López. Realmente nos ha sorprendido el entusiasmo de la gente, llevamos casi 61.000 entradas vendidas cuando todavía no hemos empezado los conciertos.

· ¿Y cuál es la previsión de venta de entradas?

Ramón: Creo que vamos a superar las 85.000 entradas vendidas, nos convertiríamos en el mayor evento de España este año, porque claro, los grandes festivales no se celebran. Es un reto vender tantas entradas siendo eclécticos y todas las medidas de seguridad. La gente no sabe lo que supone, pero no somos un festival que nos gusta llenar la ciudad de carteles ni hacemos publicidad en televisión, vivimos un poco del boca a boca de la experiencia y nuestra base de datos nos facilita contactar primero con los compradores de otras ediciones y les premiamos. Hacemos la rueda de prensa y funciona todo muy bien. En 2019 pasaron por aquí 90.700 personas y no hemos tenido la necesidad vital de hacer más cosas. Ahora empezamos a tener reconocimiento del Ayuntamiento y las Instituciones porque es un sitio muy especial. También viene gente del mundo de la cultura como pintores, artistas, actores… Y creo que es lo que nos hace un poco diferentes.

Julio: Y que tenemos público de todas las edades, gente joven de 20/30 años, público más mayor y adulto, cubrimos mucho porque es un objetivo buscado, tener muchos perfiles en el festival. Hay artistas donde elegir pero elegimos con la conciencia, es buscado.

Ramón: Por ejemplo, el mundo del jazz es más complicado, pero intentamos tener un poco de todo para que sea diferente. Otros eventos tienen el típico artista que ha pegado, pero nosotros buscamos un equilibrio con artistas de carrera, gente que tenga propuestas interesantes, que hay cambiado o no haya cambiado. Hemos tenido desde Robert Plant hasta Gary Clark Jr., que era casi un desconocido. Nos han llegado propuestas arriesgadas como The Roots y Tank & The Cangas, que realmente es complicado hacerlo.

· Muchos echamos en falta artistas noveles, son todo nombres consolidados.

Julio: Traemos artistas noveles cuando sabemos que van a tener carrera, pero este año es complicado por la pandemia.

Ramón: Este año tenemos a María José Llergo y DORA, por ejemplo.

· Esos artistas representan un porcentaje muy pequeño en el cartel, no se arriesga con más nombres y prácticamente todos son artistas consolidados, por lo que no hay espacio para lo que llaman “relevo generacional”.

Ramón: Te entiendo, pero estamos en un año muy difícil y tomar la decisión de quitar el escenario que teníamos ha sido complicado. Somos dos empresas familiares, no hay ninguna multinacional detrás ni somos una promotora grande, por lo que cada día es un reto. Te refieres a artistas noveles pero el espacio donde actuaban esos nombres no podíamos montar un escenario porque el aforo sería reducido a unas 25/30 personas sentadas porque este espacio es pequeño, por eso los costes de producción eran muy elevados pero el año que viene recuperaremos el escenario pequeño con artistas noveles.

· ¿Y cómo habéis adaptado el espacio y la logística a la nueva situación?

Ramón: Doblamos equipos en estas circunstancias por si gente de nuestro equipo cae contagiada. Cada semana nos hacemos varios test de PCR por sectores, desde la parte técnica, pasando por organización, comunicación, infraestructuras, etcétera. Supone mucho costo pero también tenemos una persona encargada de protocolo Covid que nos obliga a cambiarnos las mascarillas y hacemos chequeos para que sea un evento seguro a pesar de ser al aire libre. Tenemos que apoyar la Cultura Segura y que el sector resurja.

· ¿De qué manera estáis trabajando con las autoridades?

Ramón: Preparamos todo el protocolo y tenemos los permisos de Sanidad. El acceso principal se diferencia por lado par e impar, 1.000 personas entran por un sitio y otras 1.000 por otro diferente, tenemos un equipo de información y acomodadores para que todo vaya rápido y fluido, seguridad extra y el doble de equipo. Este año es para volver, ilusionar y poder vivir.

· ¿Cómo se desarrollará el evento la próxima temporada?

Julio: Tenemos cerrados 32 artistas con la diferencia de que no doblarán tantos como este año. Probablemente tendremos alguno, pero no tantos. Y habrá más capacidad, shows de pie y no habrá ningún problema.

· ¿Y cómo ha sido el tema de los patrocinios?

Julio: Tenemos fidelidad con los patrocinadores y entró alguno nuevo, aunque no estamos a la altura de lo que realmente necesitaríamos. Estamos felices de que los compromisos se mantengan aunque es un año complicado. No podíamos pedir más dinero, pero claro, estamos seguros de que la próxima temporada seguiremos creciendo juntos.

· ¿Qué os parecen los otros ciclos/festivales que tendrán lugar en Madrid este verano?

Julio: No nos preocupa nada porque cuantas más cosas haya en la ciudad, mejor. Algunas propuestas no nos gustan mucho porque son incluso innecesarias, pero es importante que Madrid tenga actividad cultural. Hay algunos ciclos que no están bien pensados, por ejemplo copiar nuestro nombre de “Noches del…” no se entiende. Hay que tener un poco más de personalidad, que no parezca que es lo mismo. No creo ni que les beneficie, pero nosotros tenemos muchos objetivos, uno de ellos es la sostenibilidad, sabiendo que podemos ir mejorando cada año. En ese sentido estamos contentos con nuestro trabajo.

[Junio 2021]

Más información

Noches del Botánico