Soy bastante atrevida a la hora de experimentar con los géneros”. (María Rodés)

Texto: Alfredo Rodríguez

Fotografías: Noemí Elías

Tras sus anteriores trabajos discográficos la cantante y guitarrista María Rodés rinde homenaje en esta ocasión a todas aquellas mujeres libres que se han atrevido a ser como realmente eran, con todas las consecuencias que ello conlleva. En su nuevo LP Lilith (Satélite K, 2020) la artista muestra nueve canciones en las que divaga por distintos estilos, teniendo como punto central el folclore y los ritmos latinoamericanos que se plasman en su lírica. Charlamos con la joven sobre su nuevo disco en la siguiente entrevista.

· Has publicado tu nuevo disco bajo el título de Lilith (Satélite K, 2020), largo formado por nueve canciones donde homenajeas a las mujeres liberadas, ¿en qué momento decidiste tratar este tema y cómo planteaste el mismo para llevarlo a tus nuevas composiciones?

Hacia finales de 2018, por casualidad, encontré una revista del pueblo en el que me crié, Cabrera de Mar, que hablaba de las leyendas sobre brujas del Maresme. Empecé a investigar un poco la zona, a visitar los lugares en los que supuestamente se reunían para realizar sus aquelarres, etcétera. Aquello me llevó a preguntarme cómo hubiese sido vista yo en el siglo XV. ¿Hubiese sido candidata para acabar en la hoguera por ser música, soltera y sin hijos? Hice un post en mi cuenta de Instagram en el que aparecía el Dolmen de Vallgorguina, supuesto punto de reunión de brujas, afirmando que quería hacer un proyecto inspirado en las mismas. Pepe Mompeán, director del Festival de Arte Sacro de Madrid, lo vio y enseguida me propuso que hiciera un espectáculo sobre ello y lo presentara en su festival. Aquello me sirvió de motor y enseguida me puse a componer canciones inspiradas en esta temática que finalmente vieron la luz en Los Teatros del Canal y en  la sala de las Pinturas Negras de Goya en marzo del 2019.

· En el primer single del disco, ‘Carta al Diablo’, han participado Isabelle Laudenbach con el charango, Marta Roma con el chelo y Pep Pascual con las percusiones y el sintetizador, ¿qué aportaron cada uno de ellos a la composición? ¿Qué te llevó a elegir esa canción como adelanto?

Para preparar el repertorio y espectáculo de Lilith formé una banda nueva compuesta por Isabelle Laudenbach a la guitarra y el charango; Marina Tomás a la guitarra eléctrica; Marta Roma al chelo, y Pep Pascual a los vientos y percusiones. Buscaba una sonoridad bastante acústica, tenía claro que iba a ser un proyecto de tinte folclórico ya que así es como imagino que debía sonar la música en los aquelarres de cada zona. El contraste de la sonoridad del chelo también me gustaba para representar en cierta forma el sonido de la música sacra del siglo XV-XVI. Otra cosa que para mí era muy importante era el uso de la voz, en el repertorio hay muchos momentos corales. Todas la miembros de las banda tuvieron un papel muy activo en los arreglos de ‘Carta al Diablo’, así como en el resto del disco. Elegimos ‘Carta al Diablo’ como primer avance porque fue la primera canción que compuse para el proyecto.

· Trabajaste la producción del disco con Joel Condal, siendo grabado el mismo en Ophiura Studio de Premiá de Mar, ¿cómo enfocaste el trabajo en el estudio tras preparar las canciones previamente?

Tenía muchas ganas de trabajar en Ophiura Studio, estudio de grabación que pertenece a mi gran amigo de infancia Leo Pascual. El mismo Leo me había recomendado trabajar con Joel Condal como productor y dio en el clavo ya que no habría podido tener una mejor pareja artística para este proyecto. La canciones estaban ya rodadas en directo y los arreglos estaban bastante claros, lo que hicimos con Joel fue adaptar las canciones a la versión que acabaría sonando en el disco, acortando algunas partes que en directo nos funcionaban pero en la grabación no. Quisimos conservar el sonido folclórico de la guitarra, las percusiones, etcétera y al mismo tiempo permitir que las canciones de vez en cuando adoptaron sonoridades más contemporáneas. Para ellos Joel procesó en ocasiones el timbre natural de los instrumentos y añadió sintetizadores y otros efectos que permiten al disco despegarse del suelo de vez en cuando.

· Experimentas nuevos sonidos como el folclore, mezclando con sonidos latinoamericanos provenientes de distintos países, ¿cómo planteaste crear tu nuevo universo musical con un estilo que no habías interpretado previamente? ¿Estás contenta con el resultado obtenido?

Desde que grabé “Maria Canta Copla”, me atrae mucho el folclore de los distintos países. En especial los latinoamericanos y también el folclore de México. A mi el imaginario de las brujas me lleva a la música de raíz. Me imagino los aquelarres como fiestas paganas, ambientes lúdicos en los que seguramente sonaría la música popular de cada zona… Además, he tenido la suerte de visitar México en una par de ocasiones y no se me ocurre un lugar más mágico, de hecho una de las canciones está inspirada en los ritos chamánicos de una famosa curandera mexicana llamada Maria Sabina. En esta misma canción juego con el ritmo de la cumbia, experimento que ya llevé a cabo en “Eclíptica” (2018) con ‘Chocará Conmigo’ interpretada junto a Ximena Sariñana. Soy bastante atrevida a la hora de experimentar con los géneros, según para quién probablemente hasta temeraria. Creo que la música es un espacio de libertad en el que cada una puede hacer lo que quiera. Estoy contenta con el resultado.

· Tras la publicación de tu libro Duermevela (Alpha Decay, 2015) editado hace cinco años y tu disco Eclíptica (Satélite K, 2018) disponible desde hace dos, comienzas un nuevo camino con tu citado nuevo LP, ¿te sirvieron como inspiración para crear tu nueva música o comenzaste una nueva obra sin pensar en dichos trabajos?

Bueno, creo que todos mis trabajos forman parte de un camino del cual sería imposible desvincularme del todo, aunque quisiera… Lo cierto es que veo ciertas similitudes entre los tres trabajos a nivel conceptual, pues al final siempre estoy mirando hacia mundos de alguna forma impalpables. En “Duermevela” me obsesiono con los sueños, que no dejan de ser territorio mágico, en “Eclíptica” aparece la astronomía que aunque es ciencia, es también un lugar que solo podemos visualizar en nuestra imaginación, y con las brujas entro en el mundo de la fantasía, de nuevo la magia entra en juego. Por otro lado también veo en los tres trabajos una búsqueda introspectiva y una mirada hacia atrás. En “Duermevela” hago una conexión entre mis sueños de adulta y mis dibujos infantiles; “Eclíptica” gira alrededor de mi antepasado, el astrónomo Lluís Rodés, y con “Lilith” homenajeo a las que de forma simbólica podrían ser mis antecesoras.

· La portada es una ilustración realizada por María Freire, ¿te gusta cuidar la estética de los discos? ¿Cómo llegaste hasta la citada ilustradora y qué relación tiene la obra con el disco y las canciones que lo forman?

Me gusta cuidar la estética de los discos ya que de alguna forma hablan de lo que hay dentro. María Freire fue una recomendación de Laura Ginés, directora del videoclip de ‘Tengo Miedo’ (“Maria Canta Copla”) y ‘Fui a Buscar Al Sol’ (“Eclíptica”). Cuando vi la ilustración que aparece en el disco en su cuenta de Instagram, pude ver al personaje mitológico de “Lilith” fugándose del Edén bajo la luz de luna y sobre este animal tan vinculado a la feminidad que es la vaca. Contacté con ella enseguida y me dijo que se había pasado el confinamiento leyendo sobre “Lilith». Me pareció una casualidad maravillosa  y no lo dudé un segundo.

· También cuidas la parte visual como puede verse en el videoclip de la canción ‘Carta al Diablo’, realizado por la productora Sabir Studio y dirigido por Aitor Urbaneja, donde homenajeas a la bruja Lídia de Cadaqués. ¿Cómo surgió la opción de trabajar con los citados? ¿Tendrás nuevos vídeos en los próximos meses?

Aitor Urbaneja fue una recomendación de Joel Condal y no he podido quedar más contenta. También trabajó en el clip el director de fotografía Toni Llobet.  Dudamos mucho sobre cuál canción elegir para realizar un videoclip acorde a la estética que queríamos transmitir y finalmente decidimos que ‘Carta al Diablo’ era la más representativa e idónea para cumplir dicho objetivo. Nos encantaría poder sacar más videos pero por ahora no está planeado a corto plazo.

· Con los conciertos parados debido a la pandemia, ¿cómo tienes pensado desarrollar tu nuevo espectáculo interpretando el disco? ¿Realizarás alguna presentación en formato streaming o con aforo reducido?

Por suerte “Lilith” ya había sido rodado antes de su publicación. Se trataba de un proyecto de directo que finalmente se ha convertido en disco. A partir de aquí tocaremos todo lo que nos dejen, que esperamos que sea mucho. No hay una presentación streaming por ahora pero puedo anunciar que estaremos tocando en el Monkey Week el próximo martes 17 de noviembre.

[Octubre 2020]

Más información