vemos cada pequeño paso que damos como un éxito” (Esteban Ruiz, I Am Dive)

Texto: Alfredo Rodríguez

Fotografías: La Diplomatique

El grupo sevillano formado por Jose A. Pérez y Esteban Ruiz lleva casi una década en activo en la que han publicado doce referencias discográficas. Se dice pronto, cuando la situación musical en nuestro país es tan complicada como desagradecida. Sin ir más lejos, los andaluces presumen de llevar sus canciones a ciudades como Zamora, Oviedo, Valencia, Bilbao y Madrid pero también a países como Estados Unidos, Japón, Canadá, Francia, Reino Unido, Islandia, Corea y China. En este momento defienden su nuevo EP titulado Kriegszeit (WeAreWolves Records, 2019) con el que siguen creando su particular carrera. Sobre su actualidad charlamos y descubrimos muchas cosas en la siguiente entrevista.

· El pasado mes de junio lanzasteis vuestro nuevo disco bajo el título de Kriegszeit (WeAreWolves Records, 2019), ¿cómo han funcionado las canciones entre el público? ¿Y cómo ha reseñado la prensa musical los nuevos temas? ¿Estáis contentos con el resultado del LP tras los primeros meses de rodaje?

Creo que nunca un disco nuestro había sido tan celebrado por la prensa musical, y eso ha ayudado a que la reacción de la gente que nos sigue y todo el mundo que nos ha descubierto ahora con Kriegszeit haya sido muy buena, estamos muy contentos con todo esto. Mucho.

· Esta es vuestra duodécima referencia discográfica en nueve años en activo, ¿consideráis que vuestra carrera musical está siendo muy prolífica en cuanto a canciones o simplemente ha sido una casualidad que contéis con tantos trabajos?

Hemos hecho muchos esfuerzos para construir un ecosistema en el que podamos hacer las cosas más o menos como creamos más oportuno, y esto implica poder publicar tanta música como queramos publicar, al ritmo que consideremos más oportuno en cada momento. Pero no ha sido sencillo, asumir la responsabilidad de la carrera de la banda suena muy romántico pero es más duro de lo que parece. Y sí, claro, somos gente prolífica escribiendo canciones pero también esto viene del compromiso con nosotros mismos… o sea, que no, las casualidades son raras en este negocio. O no existen, directamente.

· El citado nuevo trabajo está formado por seis canciones, ¿os sentís más cómodos trabajando en formato EP que lanzando discos largos? En los últimos años son muchos los artistas que están optando por este método de publicación en lugar de hacerlo publicando discos convencionales.

En nuestro caso esto tiene que ver con que no hay nadie invirtiendo dinero en I am Dive, más que nosotros mismos. Cuando el dinero que hay sale de tu bolsillo y te cuesta tanto trabajo ganarlo, miras con lupa dónde echas cada céntimo. Nosotros, en estos últimos tiempos, hemos dejado de fabricar copias físicas de nuestra música porque es una inversión que no venía siendo rentable. Preferimos editar más música, con más frecuencia y poder centrarnos en que todas las canciones que vamos terminando tengan la mayor vigencia posible cuando se publican. En cualquier caso, tampoco sabemos si en el futuro cercano editaremos discos físicos de nuevo, ¡quién sabe! Una cosa buena de ser sólo dos personas para todo es que tomas decisiones muy ágilmente.

· Cabe destacar los videoclips de las canciones ‘The Fog’ y ‘Labyrinth’ estrenados en las últimas semanas, ¿qué os llevó a realizar vídeos de estos temas? ¿Son las canciones más representativas de vuestro nuevo trabajo?

Puede que sí, que sean las dos canciones más directas de este álbum. No habíamos hecho vídeos en un tiempo y ahora nos apetecía poder fijar también en un lenguaje audiovisual parte de esta música nueva, y estas dos canciones fueron las dos que mejor nos funcionaban, tanto semántica como musicalmente para ser partes de los vídeos.

· En 2020 se cumplirán diez años desde la creación de I Am Dive como lo conocemos a día de hoy, ¿celebraréis dicho aniversario con algo reseñable? Se podría re-editar material de vuestra discografía, publicar canciones inéditas, tocar en algún sitio especial, hacer un concierto con invitados… ¿Tenéis intención de festejarlo de alguna manera?

Estamos pensando en ello, aunque aún no tenemos claro cómo vamos a celebrar que no nos hemos peleado ni una vez en todos estos años, después de tantos viajes, tantos aviones, tantas horas de coche. ¡Algo haremos, nos apetece celebrarlo! (risas)

· Antes del verano hicisteis tres conciertos pero ahora cogéis con fuerza la carretera con una gira que ha comenzado en Córdoba y Sevilla y pasará en las siguientes semanas y meses por Almendralejo, Zamora, Oviedo, Valencia, San Sebastián, Bilbao, Las Palmas de Gran Canaria, Santa Cruz de Tenerife, Madrid y Torremolinos, ¿qué supone para vosotros viajar desde Sevilla a todas estas ciudades para presentar vuestra música? ¿Es un reto llevar canciones a ciudades tan lejanas de vuestro lugar de procedencia?

¡Y aún no hemos anunciado un buen puñado de conciertos que están en el horno! Lo cierto es que no nos pesa conducir a través del país para dar conciertos, es una suerte poder salir a tocar y que al final siempre haya gente esperándote en la sala que sea, por lejos de casa que esté. Personalmente, creo que es una de las cosas que más echaré de menos cuando se acabe, que imagino que algún día dejará de pasarnos que nos apetezca salir a tocar, una y otra vez. Hay un montón de cosas que nos han pasado tocando por ahí que jamás habríamos podido vivir de no haber dado el paso éste de dedicarnos a tocar nuestras canciones. No lo cambiaría por nada. 

· Igualmente, siempre ha destacado vuestro proyecto musical por haber llevado vuestra música a países como Estados Unidos, Japón, Canadá, Francia, Reino Unido, Islandia, Corea y China, ¿cómo habéis sido capaces de tocar en tantos países? ¿Tenéis más repercusión lejos de nuestro país?

Es una pregunta que se nos hace a menudo, y parece que contestarla con sinceridad puede resultar ser un poco impertinente pero honestamente, lo único que hay que hacer, es trabajar mucho, muchísimo; ser conscientes del potencial que tienen tus canciones (si lo tiene) y blindarse contra la frustración constante que supone dedicarse a este negocio. Estamos en una industria en la que, paradójicamente, la música es casi lo último que importa, un entorno de trabajo en el que es normal que propongas y propongas tu movida a promotores, salas y agentes y te conteste uno -o ninguno- de cada diez. Éste es un escenario en el que demasiadas veces pesan más los likes que tengan tus fotos en Instagram (sean reales o no) que cómo sean tus canciones o cómo de sólida sea tu carrera. Es una lástima, pero yo creo que al final no importa tanto si de verdad crees en lo que haces, y eres capaz de usar la cabeza para construir tus expectativas -ojo, en la vida, en general también- con sentido común y sentido crítico. La frustración y la tristeza son descorazonadoras pero son tan poderosas como les dejes ser tú, montándote una película absurda de éxito en grandes festivales, o salas llenas en todo el país cuando a lo mejor te escuchan siete personas al mes en Spotify. Así que nosotros vemos cada pequeño paso que damos como un éxito; lo que buscamos al final es el camino y seguir en esto, seguir haciendo música y seguir compartiéndola con todo el que quiera escuchar; y como hay gente escuchando en muchísimas partes del mundo, queremos ir a conocerles a todos. (risas)

[Octubre 2019]

Más información