Estaremos tocando donde nos quieran, donde no nos quieran no” (Raúl Bernal, Dolorosa)

Texto: Alfredo Rodríguez

Fotografías: Fabián García

Desde tierras granadinas el sexteto Dolorosa nos ofrece una cuidada lista de canciones en su nuevo disco Un Gran Presentimiento (Wild Punk Records, 2018). Sonidos pop repletos de delicadeza, sinceridad y libertad creativa que se plasman brillantemente. Con Raúl Bernal ejerciendo de compositor de sus composiciones, charlamos sobre su citado nuevo trabajo, sus conciertos y todo lo que tienen por delante.

· Lanzáis vuestro nuevo disco bajo el título de Un Gran Presentimiento (Wild Punk Records, 2018), ¿qué podemos encontrar respecto a vuestros anteriores trabajos, el EP Dolorosa (2014), el LP Que El Mañana Sea Bueno (Wild Punk Records, 2017) y el segundo EP Lo Que Queda De Mundo (Wild Punk Records, 2018)?

Una nueva colección de canciones que se compusieron desde antes de la publicación del primer álbum hasta unos días antes de entrar en el estudio. Las canciones del nuevo álbum hablan mucho de nosotros, tal vez los dos trabajos anteriores hablaban más de los demás, en este nos hemos mirado dentro. Todos los miembros de la banda hemos tenido cambios potentes, buenos, malos, malos y muy buenos, y eso deja poso en las canciones. Nos reconocemos en ellas con mucha facilidad. Además hemos profundizado más en nuestro discurso, en la producción y en el sonido final, hemos avanzado, nos hemos quitado kilos de prejuicios y hemos disfrutado infinitamente más.

· En las diez nuevas canciones se aprecian sonoridades que en los trabajos previos no podían escucharse, ¿qué ha supuesto incluir nuevos matices y elementos a la hora de crear las nuevas composiciones?

Tenemos una premisa inamovible en Dolorosa que se llama libertad. No estamos cerrados a nada, nuestra idea es disfrutar de la música al máximo y no poner barreras al arte. Como decía, nos quitamos todos los prejuicios que impiden disfrutar de la música y que vemos una soberana estupidez. En este álbum hay más teclados porque así ha surgido, además entró Carlos y sabíamos que en los directos estaría encargándose de ellos, así que porqué no hacerlo…

· Destaca que cada uno toca un instrumento que, en teoría, no corresponde a cada miembro del grupo, ¿por qué os habéis encargado de otros instrumentos a la hora de crear e interpretar vuestro nuevo disco?

Todo surgió de una forma natural, nunca fue forzado. Yo soy teclista y he militado en miles de bandas tras un piano o un Hammond y quería salir de ahí, de esa trinchera. Así que en Dolorosa decidí que tocar la guitarra, un instrumento que amo sobremanera. Chesco es uno de los mejores guitarristas que conozco y en la banda toca el bajo y Carlos es un bajista sobrenatural, pero en Dolorosa toca los teclados… ¿Qué supone esto? Que pensamos más en las canciones que en nuestros instrumentos, que estamos limitados y no perdemos la “inocencia” que nos gusta tener en nuestras composiciones… o al menos eso es lo que queremos pensar.

· Mostrasteis como adelanto el single ‘Pasar La Tarde’ con un videoclip dirigido con Fabián García, ¿en qué momento se pensó en esta canción como single y qué os llevó a trabajar con Fabián nuevamente?

Estuvimos barajando varios singles y a última hora nos quedamos con ‘Pasar La Tarde’ porque es una canción que llama a la unidad, a la comunidad, a hacernos fuertes juntos, al deseo de ser felices y luchar contra los malos. Fabián es amigo nuestro desde hace muchos años y admiramos profundamente su trabajo, es un grandísimo profesional y un artista, él ha sabido entendernos y amoldarse al entorno que le propusimos de la mejor manera y como siempre quedamos maravillados con su trabajo.

· También repetís persona en lo que a diseño de portada del disco se refiere pues contáis con una foto de Cristina Ferreiro, quien se encargó de vuestras anteriores portadas, ¿qué supone volver a contar con ella y tener esta florida imagen para presentar vuestras nuevas canciones?

Cris es desde el primer día una persona muy importante en Dolorosa, sus fotos han guiado de alguna manera todo nuestro imaginario. Cris es poeta, eso es un grado, nada podía salir mal. Todas las portadas de nuestros discos son Polaroids realizadas con cámaras antiguas, tenemos todas nuestras portadas en pequeñas Polaroids en una cajita. Con el diseño del último álbum, Cris ha superado cualquier expectativa. Estamos felices de tenerla cerca.

· En las próximas semanas tenéis varias fechas marcadas en rojo en vuestro particular calendario musical, concretamente los días 18 de octubre y 17 y 22 de noviembre, noches en las que presentaréis vuestro nuevo LP en Madrid, Cordoba y Granada, respectivamente, ¿cómo estáis preparando estos conciertos? ¿Qué se encontrará el público que asista a los mismos?

Tenemos muchas ganas de salir a la carretera y de hacer amigos, sabemos que en nuestro público no hay malas personas, nos gusta pensar eso, ellos forman parte de esto y así lo sentimos, queremos que cada concierto sea una fiesta, una celebración de la amistad, de la libertad y de la revolución. Estamos trabajando duramente en el local para que en el directo esté todo lo que suena en el disco, nos vamos a dejar el alma en cada concierto.

· Vuestra propuesta no es fácil, musicalmente hablando, porque no encaja en la mayoría de festivales de verano de nuestro país, ¿os veis tocando en eventos ante cientos/miles de persona a una hora que no corresponde con vuestro estilo o preferís tocar en una sala ante vuestro público? ¿Qué os parecen los festivales que tenemos en la península y en cuál os gustaría tocar?

Te voy a responder muy rápido y muy claro: estaremos tocando donde nos quieran, donde no nos quieran no, hay mil, dos mil o cincuenta.

· Hacéis uso de las redes sociales a la hora de promocionar vuestra música, ¿cómo veis el uso de estas herramientas para difundir vuestras canciones? ¿Es fácil para vosotros llegar a la gente o es un elemento que tenéis que usar porque es la manera de difundir la música?

Es una herramienta de difusión brutal y por ello hay que llevar mucho cuidado con su uso y exponencial el respeto. Es fácil hoy en día mostrar tus canciones al resto del mundo y eso da bastante miedo porque la intrusión profesional es incontrolable… Puede aparecer algo maravilloso, pero seamos sinceros, hay mucho barro. Hoy en día las redes sociales son necesarias, pero no hay que olvidar que hay que sentarse cada día a buscar la inspiración, que hay que superarse instrumental y compositivamente y hay que ser músico en la soledad, hay que sufrir, llorar y reír y frustrarte también. Luego si tienes tiempo, tal vez quieras dejar de lado tu trabajo como músico y ser Community Manager, pero sin lo primero lo segundo no tiene ningún valor.

[Octubre 2018]

Más información