En su perfil en la red social Facebook, los madrileños Walking With Wolves se describen así: “más que una banda, somos una forma de ver el mundo”, añadiendo: “Hacemos música para el que está perdido, para la que no encaja, para los que no se confirman. Si algo no te gusta, haz lo que sepas para cambiarlo. Por suerte o por desgracia, nosotros sólo sabemos hacer canciones”. Con esa premisa, el joven quinteto formado por Dan Angels (vocalista), Johan Velert (guitarrista), Mario Gómez (guitarrista), Alan Spade (bajista) y Marc Dain (baterista) presenta su música, la cual podemos escuchar y disfrutar en su primer largo Parallels (Lengua Armada, 2018). Formado por ocho intensos cortes, el citado LP no tiene nada que envidiar a bandas foráneas como los ingleses Bring Me The Horizon y Architects y los australianos Parkway Drive. Y es que siempre suele buscarse un parecido a formaciones extranjeras y comparar con las mismas, pero la banda mostoleña tiene todo lo que necesita para ser catalogada por sus propias cualidades, que no son pocas. Por un lado te golpean con canciones metalcore como ‘Kiss My Crown’, pero por otro te atrapan con temas pop como ‘Echo’. Con gustos para muchos públicos, saben conjugar a la perfección estilos varios gracias a su gran versatilidad con los instrumentos y una magistral combinación de su vocalista con un sobresaliente baterista. Si a eso le añadimos dos guitarras cuidadas hasta el más mínimo detalle y una bajo perfectamente encajado en las melodías, nos topamos sin quererlo con uno de los debuts más excitantes de los últimos años en nuestro país. Insultantemente jóvenes, con una cuidada imagen y unas grandes canciones, raro no sería que calasen entre grandes audiencias en un corto espacio de tiempo, porque estos cinco chavales tienen calidad a raudales.

[Texto]: Alfredo Rodríguez