Los hermanos D’Addario, Brian por un lado y Michael por el otro, regresan con nuevo material discográfico en formato largo dos años después de su anterior LP, el siempre celebrado Go to School (4AD, 2018). En esta ocasión los de Hicksville (USA) nos regalan el disco más bonito del verano debido a su retraso en la edición a causa de la pandemia (estaba previsto para ser publicado en mayo), haciendo estos calurosos días más llevaderos. Sin ir más lejos, en el primer corte que abre la docena de canciones suenan como si David Bowie y Lou Reed se fuesen de fiesta, facturando un single glam repleto de brillante musicalidad. Pero no tenemos que avanzar mucho en el cancionero para disfrutar con otro gran tema, pues el segundo (‘Live In Favor Of Tomorrow’) podría haber sido firmado por los escoceses Belle & Sebastian si tenemos en cuenta el pop barroco de su melodía. Pero quizá su momento cumbre llega con la redonda ‘The One’, la más digna de ser un nuevo himno power pop para los seguidores del género. Y aunque podamos encontrar muchas cosas buenas en la tercera referencia de los norteamericanos, merece la pena indagar a fondo en las canciones y llegar hasta ‘Ashamed’, arenga folk que cierra el LP que incluye un giro hacia la mitad de su duración que nos permite vibrar y mantener la atención hasta los momentos finales. Está claro que muchos seguirán comparando su propuesta con sus compatriotas Foxygen y MGMT, pero lo cierto es que se aproximan más a clásicos como los citados Bowie y Reed, aunque puestos a similitudes nos encajan con los ingleses Suede en luminosos momentos como ‘Hog’. Muchos les encasillarán por su aspecto, pero el interior de los hermanos nos regala grandes minutos musicales en la presente temporada.

Alfredo Rodríguez