Con la publicación de su nuevo disco que sucede a su anterior trabajo More Mistakes (Hidden Track Records, 2019) el trío catalán ejecuta un efectivo paso hacia adelante respecto a dicho lanzamiento, tanto a nivel de sonido y composición, como de letras. Parte de culpa la tiene el productor Víctor Valiente (Sidonie, Delafé, Standstill), quien debe responsabilizarse de la experimentación hacia nuevas sonoridades por parte de Carla Gimeno (voz), Laia Alsina (guitarra) y Laia Martín (bajo). En sus ocho nuevas composiciones coquetean con la electrónica, los samplers y efectos de voz varios, creando unas agradables atmósferas que nos llevan hasta épocas pasadas como los 80 y los 90. Con un filtro reivindicativo que las ha llevado a experimentar también con el idioma de los textos, pues incorporan el castellano en tres de las ocho canciones totales, parecen dispuestas a romper todo tipo de barreras, tanto musicales como parlantes. Después de adelantar la mayoría de temas durante el año pasado, por fin podemos degustar su lanzamiento más arriesgado y con el que pretenden consolidar una propuesta que han ido trabajando con esmero y ahínco durante su particular carrera. Si en la premonitoria ‘2020’ ponen de manifiesto lo que te quieren hacer creer con lo que en realidad nos encontramos, es con la bailable y pegadiza ‘Fire’ que cierra el álbum con la que verdaderamente te convencen de su notable cambio. Y qué decir de la pausada pero convincente ‘Vidas Paralelas’ que podría haber sido facturada por Fuel Fandango y la pegadiza ‘System Overload’ que recuerda a Blondie. Si tienen suerte conseguirán sonar en muchos sitios, pero no será hasta que defiendan las canciones en directo en próximos conciertos donde podrá comprobarse su efectividad. Tienen todo a su favor porque han publicado su mejor trabajo hasta la fecha.

Alfredo Rodríguez