Si te atreves a descubrir el nuevo disco de los murcianos Perro en modo aleatorio y en la primera escucha suena ‘Disco Mascota’ quizá pienses que es una intro. Pero no, el octavo de los diez cortes del nuevo Trópico Lumpen (Miel de Moscas, 2018) del cuarteto es un tema instrumental de siete minutos donde se atreven a conjugar su base rítmica con un resultado sobresaliente. Y es que si Adrián, Guillermo, Fran y Aarón decidiesen publicar un cuarto álbum sin voces, tampoco pasaría nada. La fuerza, la versatilidad y la destreza que tienen en dicho corte supone un gran avance dentro de su particular universo musical. Las otras nueve canciones también aportan mucho a su discografía: desde la ordenada ‘Celebrado Primo’ que inaugura el tracklist, pasando por la adictiva ‘El Sereno’ y la misteriosa ‘Ese Tu Frescor’ que cierra el largo, todas y cada una de ellas tienen un enorme sentido. En la parte técnica destaca el omnipresente Hans Krüger (Delorean, El Columpio Asesino, Half Foot Outside) en el apartado de la producción y la mezcla, mientras que Joe Carra (King Gizzard & The Lizard Wizard, Courtney Barnett, The Drones) es el responsable de la masterización. Continúan dando rienda suelta a su imaginación con unas letras repletas de humor absurdo, canallesco y alocado como les caracteriza, si bien, gana enteros su conjugación con los instrumentos. Los sintetizadores cobran protagonismo frente a la guitarra, haciendo que su sonido sea más duro y oscuro, mostrando su fuerte kraut-rock, una creciente psicodelia y un rock más contundente. Debutaron con su sobresaliente Tiene Bacalao, Tiene Melodía (Miel de Moscas, 2013), asentaron su propuesta con el notable Estudias, Navajas (Miel de Moscas, 2015) y ahora consiguen avanzar con una decena de cortes que cuesta asimilar pero que, sin duda, hacen que vuelvas a sudar en sus frenéticos conciertos.

[Texto]: Alfredo Rodríguez