The Drums + Okkervil River @ Teatro Circo Price. Madrid. 01.09.2011

[The Drums + Okkervil River @ Teatro Circo Price. Madrid. 01.09.2011]
[Promotor: Heineken Music Selector/Music2Day]

La segunda temporada del ciclo de conciertos ‘Heineken Music Selector’ dio el pistoletazo de salida en el Teatro Circo Price de Madrid con los directos de unos sorprendentes Okkervil River y unos descafeinados The Drums. 

Okkervil River gustaron en su primer concierto en España

Okkervil River, apoyados en su hiperactivo vocalista Will Sheff, desgranaron su nueva referencia discográfica publicada, I Am Very Far (Jagjaguwar, 2011), sexta en formato largo. Gracias a unas magníficas ‘Wake And Be Fine’, ‘Rider’, ‘The Valley’ y ‘Your Past’ Life As A Blast’ y rescatando anteriores composiciones, los de Texas  cogieron el pulso en su primera actuación en nuestro país tras un engorroso sonido que empañó la primera mitad de su show. La segunda, por el contrario, brilló de manera notable gracias, en parte, a la gran intensidad ofrecida por el vocalista que tiró de sus compañeros a base de bien. Como si de la E Street Band se tratase, sedujeron a un despistado público mezclando la épica de unos Arcade Fire edulcorados con la fiereza de unos Wilco aguerridos.

Jonathan Pierce, vocalista de The Drums, en su concierto en Madrid

The Drums, por el contrario, no lucieron como debieron. Liderados por un Jonathan Pierce menos grandilocuente que antaño, la renovada formación convertida ahora en quinteto sobre las tablas se lanzó a por todas presentando su inédito segundo trabajo, Portamento (Moshi Moshi/Island, 2011), ante la atónica mirada de un respetable expectante. Dejando fuera uno de sus grandes éxitos (‘Let’s Go Surfing’) y alternando sus nuevas canciones con el repertorio de su primer y exitoso largo, los de Brooklyn (USA) no consiguieron levantar el ánimo de unos espectadores sin fuerza. Pero no pareció importarles, pues a pesar de su nerviosidad declarada por el vocalista, estos jovenzuelos quisieron experimentar con sus nuevas composiciones, olvidar fantasmas del pasado, zanjar de una vez por todas sus comparativas con The Smiths o Joy Division y dejar de lado su exagerado hype, pues parece ser que tienen mucho que (de)mostrar.

Más fotografías aquí.

[Texto]: Alfredo Rodríguez
[Fotografías]: Alfredo Rodríguez