Rinkona Rock @ Villanueva de Algaidas (Málaga). 01.10.2005

[Rinkona Rock @ Villanueva de Algaidas (Málaga). 01.10.2005]
[Promotor: Desconocido]

A veces da un poco de envidia como en sitios a priori con menos recursos y medios que en ciudades como Madrid y Barcelona la gente le echa muchas más ganas y tiene mucha más iniciativa para hacer cosas. Tuvimos la ocasión de asistir a un aseado festival con un cartel muy atractivo, íntegramente nacional, y una organización ejemplar. Sólo nos encontramos con los fallos endémicos a este tipo de eventos (faltó algún baño público, la zona de acampada era testimonial, algún retrasillo, etc.) pero en líneas generales hay que descubrirse ante el empeño de las personas que sacaron adelante por sexto año este festival.

Hendrik Röver capitaneando a sus Deltonos

Ya rozando la medianoche abrieron el fuego los Deltonos, quienes ofrecieron un concierto acertado en duración y coherencia. Fue una buena ocasión para comprobar el estado de forma de Hendrik y compañía en su nueva etapa «post-horizonteléctrico». Hubo quienes pensaron hace un par de años que el impacto de ese single (incluso salió en tonos para el móvil) haría replantear su orientación a los Tres (ahora ya como cuarteto) Enfermos. Nada más lejos de la realidad. Los temas de GT (Dro Atlantic, 2006) resplandecen en directo. El sonido del grupo se ha hecho más añejo y americano. Hubo tiempo también para comprobar lo bien que aguantan el paso de los años los clásicos de Bien, Mejor (Dro East West, 2004) y Tres Hombres Enfermos (Warner Music Spain, 2002) y para comprobar como Hendrik sigue siendo un as.

Los Coronas, a medio gas, no tuvieron su mejor noche

Empezando la noche maratoniana que les esperaba por delante, Fernando, Javi, David y Loza salieron a escena como Los Coronas (luego harían doblete con Sex Museum) dispuestos a poner patas arriba la carpa de Villanueva. Había muchas ganas de verlos, pues entre el público era comentario mayoritario «he venido a ver a Los Coronas y a Josele«. Además era una de las últimas ocasiones de ver en directo a los surferos madrileños antes de que se encierren a grabar su nuevo LP. Para quienes los habían visto alguna vez o nunca, fue un conciertazo, repleto de energía e intensidad. Para los que les seguimos y les hemos visto decenas de veces en directo no fue una de sus mejores noches. Fernando no nos deleitó con sus habituales e irónicos comentarios, la batería de Loza no deslumbró como siempre, y la nueva Fender de David apenas se oía. Me dejaron la sensación de estar dosificándose ante el hecho de tener que repetir esfuerzo más adelante, pero aún así hay que dejar claro que en una noche no tan buena, Los Coronas son capaces de dejar a la altura del betún a cualquier grupo de r’n’r del mundo.

Josele Santiago, viejo rockero, acompañado por David Krahe

Con el ambiente bien caldeadito y la audiencia ganada de antemano salió Josele Santiago a escena. El concierto comenzó un tanto aletargado, en la línea semiacústica e intimista que Josele ha dado a su LP Las Golondrinas Etcétera (EMI, 2004), pero poco a poco la actuación fue remontando, se hizo espontánea, ácida, emotiva, eléctrica. Quizás a esto último ayudó significativamente la aportación a la guitarra de David Krahe, quien dio a los temas un empaque tremendo. Josele se está convirtiendo, por trayectoria, experiencia y, sobre todo, por el potencial que tiene como solista, en un fenómeno de la música independiente española. Alejándose de la imagen de rockero maldito, tan explotada al frente de Los Enemigos (para no defraudar se les recordó con ‘An-Tonio’ y unos acordes de ‘Todo a Cien’), Josele cerró una actuación memorable con un ‘Olé, Papa’ coreado por un público entregado y con David en éxtasis.

Sex Museum, cumplidores como de costumbre

Ya de madrugada salieron a escena los ya mencionados Fernando, Loza y Javi, más Miguel y Marta, esta vez como Sex Museum. Los adalides del rock alternativa nacional repasaron su dilatada trayectoria casi calcando el set-list del ya convertido en clásico Fly by Night (Locomotive Music, 2004). Respaldados por unos temas garantía de triunfo en un festival de estas características, como ‘Two sisters’, ‘Let’s Go Out’ o la versión del ‘Whole Lotta Rosie’, los malasañeros cuajaron una actuación soberbia, que concluyó a altas horas de la madrugada y que dejó muy buen sabor de boca entre los asistentes.

[Texto]: Roberto Rodríguez
[Fotografías]: Roberto Rodríguez