Redd Kross + Challenger! @ El Sol. Madrid. 21.01.2014

[Redd Kross + Challenger! @ El Sol. Madrid. 21.01.2014]
[Promotor: Heart Of Gold]

Redd Kross

Redd Kross

Viendo como la mayoría de bandas norteamericanas pasan olímpicamente de nuestro país en los últimos años es de agradecer que los angelinos Redd Kross se hayan marcado todo un minitour para traernos roquerío y diversión a raudales. Seis fechas que dieron comienzo la semana pasada con un rotundo soldout en El Sol madrileño y a las que ponían fin repitiendo sala y con la misma respuesta del público tras su paso por Bilbao, Zaragoza, San Sebastián y Barcelona. Después de toda una semana leyendo algunas crónicas no demasiado satisfechas con el sonido en el comienzo de gira llegamos algo expectantes por lo que nos pudiéramos encontrar. Un temor que comenzó a disiparse con la descarga de Challenger!, que hacían las veces de teloneros y que aprovecharon su escaso tiempo sobre el escenario para soltar a piñón fijo unos cuantos temas de Agh! (Hecticrecs/Rock´s My Ass Records, 2013), su reciente nuevo disco.  El trío madrileño aprovechó su momento y con un sonido impecable dejó muy buenas sensaciones antes de retirarse, ya casi sin aliento. Y no menos contundentes sonaron Redd Kross, despejando las dudas desde el primer tema. Con ese punto de imperfección que demanda el rock en directo, la banda liderada por los esperpénticamente divertidos hermanos McDonald se dedicó a repasar gran parte de su historia disfrutando sobre el escenario tanto como el treintañero público que abarrotó el local. Sonaron, entre otras, las rockeras ‘Jimmy’s Fantasy’, ‘Pretty Please Me’ y ‘Crazy World’, las más joviales ‘Mess Around’ y ‘Follow The Leader’, temas de su último disco de estudio como ‘Stay Away From Downtown’, ‘Uglier’ o la propia ‘Researching The Blues’, que demostraron que ni a ellos se les ha olvidado hacer grandes temas ni el público los ha obviado, y no falto la imprescindible versión del ‘Deuce’ de Kiss. Todo ello adornado por las baquetas al aire de su cómico batería, los amanerados bailes de Jeff, con guitarra o sin ella, los discursos de su hermano Steven, y la constante interacción de ambos con el cumplidor Robert Hecker. Decir que lo de anoche fue divertido es quedarse corto.

[Texto]: Iván Díaz