Love Of Lesbian @ Parque Liana. Móstoles (Madrid). 12.09.2012

[Love Of Lesbian @ Parque Liana. Móstoles (Madrid). 12.09.2012]
[Promotor: Ayuntamiento de Móstoles]

Seguimos la carrera musical de los barceloneses desde la publicación de su segundo álbum Is It Fiction? (K Industria, 2002) hace una década, pero cada vez que les vemos en directo (han sido unas cuantas, todo sea dicho) nos sorprenden por algún motivo. En esta ocasión refrendamos que los lesbianos tienen un éxito incontestable allá por donde pasan, bien sea una sala de conciertos en su particular gira, encabezando el festival indie de turno o en unas fiestas locales de un pueblo del sur de Madrid, como fue el caso que nos acontece. Y que Santi Balmes es un frontman de verdad, de principio a fin, de esos a los que no se les puede reprochar nada pues lo da todo de principio a fin de su concierto, el cual se alargó hasta las dos horas de duración.

Su show dio el pistoletazo de salida con ‘La Noche Eterna’, corte que hace lo propio en el primer disco de su último lanzamiento doble publicado La Noche Eterna. Los Días No Vividos (Warner Music, 2012), presentando así una de sus nuevas canciones ante el expectante y joven público que se congregó frente al escenario del parque donde tuvo lugar el concierto. Tras la toma de contacto con un respetable que les llevó en volandas desde el inicio, los catalanes pusieron la directa encadenando otra tanda de nuevas canciones con ‘Nadie Por Las Calles’, ‘El Hambre Invisible’ y ‘Los Seres Únicos’, donde Balmes se hizo querer gracias al cañón de luz que no le dejaba en ningún instante, se moviese lo que se moviese, dejando en un segundo plano a sus compañeros. Desde el primer momento destacó un cuidado sonido, sorprendiéndonos este hecho a pesar de ser un concierto al aire libre, detalle que agradecimos enormemente. Entonces echaron mano con el clásico ‘La Niña Imantada’ de su exitoso disco Cuentos Chinos Para Niños Del Japón (Naïve, 2007), donde los fans más longevos esbozaron una ligera sonrisa frente a los nuevos seguidores que se han enganchado al grupo con el efectivo y comercial 1999 (O Cómo Generar Incendios De Nieve Con Una Lupa Enfoncado A La Luna) (Warner Music, 2009) que les ha puesto en boca de todos.

Tras ese bonito momento Santi hizo de las suyas en ‘Wio, Antenas y Pijamas’ con un theremin, dando más calidad a su directo, también gracias al aporte sonoro de Ricky Falkner y Dani Ferrer que, aunque permanecieron en segundo plano sobre las tablas, tuvieron un importante peso en la parte instrumental de la banda. Con un recuerdo al homenajeado portero de la Selección Española y del Real Madrid Iker Casillas por actuar en la avenida que lleva su nombre y haciendo una coña por la rivalidad entre madridistas y catalanes, los coros hicieron acto de presencia en la gran ‘Noches Reversibles’. El devenir del show continuaba sin salirse del guión marcado con un par de cortes más (‘Segundo Asalto’, ‘Los Colores De Una Sombra’) justo antes de dedicar ‘Belice’ a su amigo Pancho Varona, donde se pusieron discotequeros arengando a las masas a no parar de saltar, dando paso a la celebrada ‘1999’ y tras la cual Santi comentó “cuando la cantamos todos juntos es algo súper mágico“, entonando al unísono la letra de ‘Allí Donde Solíamos Gritar’ de manera más pausada que en la grabación original, recibiendo unos sonoros vítores y aplausos por parte del respetable. Todo iba a pedir de boca, pero tras ‘Las Malas Lenguas’ llegó la festejada ‘Club De Fans De John Boy’, con Balmes en éxtasis bajando al público y dándose un baño de masas entre los fans de las primeras filas, subido en la valla, para regresar a las tablas justo antes de retirarse al backstage exhausto junto al resto de sus compañeros.

Las habituales dos horas de concierto que están llevando a cabo en la presente gira se iban agotando, pero antes hubo tiempo de una nueva tanda de canciones (‘Incendios De Nieve’, ‘Marlene, La Vecina Del Ártico’, ‘Me Amo’), momento en que el vocalista se puso en la cabeza una ristra de sujetadores para, ya sin control, bailar y saltar de un lado a otro del escenario ante un público que decidió hacer lo propio frente al escenario, signo inequívoco de que la noche estaba saliendo redonda para todos. Aún hubo tiempo para que Santi se subiese el ego nuevamente bajando a las primeras filas, se cambiase su atuendo por una camisa hawaiana y terminase con una capa en el fin de fiesta con ‘Algunas Plantas’. Quizá su directo está muy trillado, pero eso no quita para que su show sea efectivo y entretenido como pocos, bien sea en recintos cubiertos, festivales o fiestas, como decíamos al inicio de la crónica. ¡Que les quiten lo bailao!

Más fotografías aquí.

[Texto]: Alfredo Rodríguez
[Fotografías]: Alfredo Rodríguez