Green Day @ Madrid Arena. Madrid. 28.06.2005

[Green Day @ Madrid Arena. Madrid. 28.06.2005]
[Promotor: Gamerco]

Green Day

Green Day

¡Bienvenidos al circo! La incombustibilidad canción tras canción de antaño, ha dejado paso a una renovación con el paso del tiempo y a una experiencia bien medida sobre el escenario. No sabemos si ha sido el boom del American Idiot (Reprise Records, 2004) o el paso de los años, pero hoy por hoy un concierto de Green Day es una fiesta continua para mayores y pequeñitos. No obstante, la fiesta empezó con el pie izquierdo, y es que el guitarra de esos teloneros que tan sabroso hacían el cartel llamados Jimmy Eat World, sufrió un desvanecimiento apenas empezado el segundo tema, que motivó la suspensión de su actuación y por lo tanto que la espera de las estrellas californianas se hiciera más larga. No sabemos si fruto de la espontaneidad o como pauta marcada a lo largo de la gira, un conejo rosa salió al escenario mientras se meneaba al ritmo del ‘YMCA’ de los Village People. Al compás de ‘2001: Odisea en el Espacio’ aparecían en el escenario los protagonistas que inmediatamente rompían con un ‘American Idiot’ envuelto en una estridente pirotecnia. ‘Jesus of Suburbia’ y ‘Holiday’ continuaban la fiesta de presentación del disco acompañadas del constante animar del público que no dejó de seguir las directrices del maestro de ceremonias de esa noche: Billie Joe Amstrong. ‘Are we the waiting’ y ‘St. Jimmy’ (dedicada a sus malogrados compañeros de escenario) cerraban una especie de primer etapa del concierto a la que se sumaba la curiosa participación del público.

Las pistolas de agua y aquellos intrépidos que se subían a tocar los instrumentos de sus ídolos formaban parte del show, igual que lo era la cara de sorpresa de Vicente (llámese así a uno de los afortunados que pisó el escenario) cuando Billie le regalaba la guitarra. Entonces llegaba el turno de los grandes éxitos, para comprobar que el público se revoluciona igualmente con un ‘Basket case’ o ‘Minority’ que saca el mechero con ‘Wake Me Up When September Ends’ o un ‘Boulevard of broken dreams’. Todo ello aderezado con unas trompetas y saxofones dejando caer alguna versión de los Blues Brothers (y lamentando que lo más conocido fuera de nuestras fronteras sean ‘los pajaritos‘) para finalizar por todo lo alto, con confeti incluido y la emoción de los presentes gracias a un logrado ‘We Are The Champions’. Las luces se apagan y los protagonistas se marchan. Todo parece haber acabado de no ser por la figura inmóvil de Billie en medio de la pasarela, que rompe la quietud con los primeros acordes del ‘Time Of Your Life’. Sin duda un gran final, inesperado para todos con el que quizás retóricamente nos preguntaba (o más bien afirmaba) si en esas dos horas la rockstar había hecho lo suficiente por proporcionar a la audiencia congregada un inolvidable concierto.

[Texto]: Bibiana Ruiz