Crucified Barbara + Warrior Poet @ El Sol. Madrid. 06.02.2013

[Crucified Barbara + Warrior Poet @ El Sol. Madrid. 06.02.2013]
[Promotor: Live Nation]

Que un concierto sea un miércoles, y para más Inri a las once de la noche, suele ser sinónimo de fracaso, la gente tiene sus trabajos, sus clases, y meterte la paliza de asistir a un concierto en día laboral sabiendo que vas a acabar a las tantas, suele tirar para atrás al público. Eso suelo ser lo normal (a excepción de las consagradas bandas, Metallica llenaría aunque fuera un lunes a las ocho de la mañana), pero no lo sucedido esta noche, y la razón se llama Crucified Barbara, o en otras palabras, cuatro rockeras reventando tímpanos a base de riffs pesados provinentes de dos preciosas Gibson´s (Explorer 76 y Flying V Gothic 2001 para mas señas). Una buena afluencia de público, el cual se empezaría a apelotonar alrededor del pequeño escenario semicircular de la mítica sala El Sol, impacientes por recibir su dosis de rock. Con un buen sonido la verdad sea dicha, normalmente suelo ponerme tapones (que son muchos conciertos al mes, y uno ya empieza hacerse mayor) y para esta ocasión, no me hizo falta, un volumen alto, pero en su justa medida, bien mezclado, sin llegar a ser estridente.

Pasadas las diez y media, saldrían a escena los madrileños Warrior Poet, encargados de encender la mecha con su rock melódico. Una banda con muchísima proyección, bien engrasada, y que disfruta haciendo lo que le gusta. Curioso el contraste entre Carlos Pavón (voz y guitarra), sereno, tranquilo, controlando la situación, y Dani Pereira (guitarra), frenético en todo momento, sin parar de moverse e intentar meterse al publico en el bolsillo (cosa que consiguió el grupo con facilidad). Disfrutamos de un corto pero intenso concierto, supieron encajar el papel de teloneros a la perfección (y sobretodo, remarcar, que mucha gente se fue con buenas sensaciones de ellos, desconocidos hasta la fecha, que creo que es lo importante), dejando la sala a punto de caramelo para que Crucified Barbara hincara el diente.

Warrior Poet

Con un cambio de bandas (siempre de agradecer que las pruebas de sonido se realicen antes, y no durante del bolo), aparece en escena Nicki, la batería del grupo, una impresionante ovación rebumbaría en la sala, mientras empezarían a sonar los primeros primeros acordes de The Crucifer, un tema muy contundente de su ultimo álbum The Midnight Chase (GMR Music Group/Nuclear Blast, 2012), como segundo plato nos recordarían su ‘Play Me Hard’, hit de su primer disco (que personalmente me sonó mucho mejor en directo que en estudio, con mucho mas fuerza). Reconozco que el concierto anterior que tuvo lugar hace casi cuatro años (si no recuerdo mal, fue en Gruta’77 en el 2009) no pude asistir, y oí (y leí) muchos comentarios de que a la banda le hacia falta chuparse muchos kilómetros aún. Puede que fueran acertadas afirmaciones, o puede que no, pero eso ya poco importa, pasado estos años, con varias giras a sus espaldas, y un nuevo trabajo bajo el brazo, se puede decir que esta banda sueca a madurado encima del escenario, suena compacta, con mucha garra, desafiante, con una Mia pletórica, dando el máximo de su potencial, con esa simbiosis de dulzura y mala leche en su voz que hace romper las etiquetas de la “típica banda de chicas”.  Pero sin olvidar al resto de integrantes, Klara muy dinámica en todo momento, movimientos de melena, levantando al aire su preciosa Explorer, Nikki aporreando la batería como si no hubiera mañana, e Ida con su maestría a las cuatro cuerdas.

Crucified Barbara

Una pena la duración del concierto, de escasa una hora, eso si, a toda máquina y sin descanso (a excepción del “break” de un tema  ya clásico, Jennyfer, cuando Mia soltó el micro, y se bajó al público a cantar con ellos). Recobraría la velocidad con Rock’n’Roll Bachelor, un tema muy hardrock, demostrando lo versátil que pueden llegar a ser, desde temas con riffs pesados como ‘Rock Me Like The Devil’ (si tenéis ocasión de ver su videoclip, muy recomendado, donde se plasma el espíritu del grupo) a otros no tan “heavys” e incluso rozando el punkrock como ‘In Distorsion We Trust’. La noche daría a su fin con el bis de otro de sus temas más aclamados, ‘Sex Action’, coreando el estribillo la totalidad de sus fans. Muy buenas sensaciones las trasmitidas tanto por Warrior Poet (un valor en alza) como de Crucified Barbara, que lo dejaron todo encima del escenario, Mia ya con la respiración acelerada como si justo hubiera terminado una maratón, y eso es buena señal, cuando una banda lo da todo hasta acabar exhaustos, nada de ir a medio gas.

Más fotografías aquí.

[Texto]: Daniel Garrido
[Fotografías]: Daniel Garrido [Photo2Riff]