Blood Red Shoes + Slaves @ Copérnico. Madrid. 22.03.2014

[Blood Red Shoes + Slaves @ Copérnico. Madrid. 22.03.2014]
[Promotor: Miles Away / Budweiser Live Circuit]

Blood Red Shoes

Blood Red Shoes

La pareja musical formada por Laura-Mary Carter (voz y guitarra) y Steven Ansell (voz y batería) comenzó el concierto de presentación de su nuevo disco homónimo Blood Red Shoes (Jazz Life, 2013) en la capital con la canción que hace lo propio en su cuarto larga duración. Casi dos minutos de intensidad con ‘Welcome Home’ les bastaron a los de Brighton (Reino Unido) para encender a un joven público que llenó la sala hasta simular el volcán ficticio que ilustra la portada de su citado álbum. A partir de ahí se sucedieron, casi sin descanso, casi una veintena de cortes que hicieron moverse, bailar, cantar y gritar a buena parte del público frente al escenario. Los laterales estaban más calmados, si bien, los ingleses dejaron satisfechos a todos con canciones de su sonado debut (‘I Wish Was Someone Better’, ‘Say Something Say Anything’, ‘This Is Not For You’), su segundo largo (‘Light It Up’, ‘Don’t Ask’, ‘Heartsink’, ‘Colours Fade’), su tercer disco (‘Cold’, ‘Lost Kids’, ‘Je Me Perds’) y como no podía ser de otro modo, rematar la faena con cinco de los doce cortes que forman su nuevo lanzamiento (‘Speech Coma’, ‘Everything All At Once’, ‘The Perfect Mess’, ‘An Animal’, ‘Cigarettes In The Dark’). No se olvidaron de su trabajo Water (V2, 2012), del que sonaron dos de las tres canciones que lo integran, ‘Black Distractions’ y ‘Red River’, interpretando un set list que hizo de las delicias de los presentes, quienes disfrutaron de principio a fin gracias a una efectiva puesta en escena del dúo. Melodías simples pero embaucadoras que sirvieron para que ellas se enamorasen de él y ellos de ella, pues los jóvenes músicos fueron capaces de encandilar a la masa gracias a su destreza sobre las tablas. Nada que reprocharles, aunque quizá les quede dar el gran salto a salas de mayor aforo en nuestro país.

Slaves

Slaves

Previamente ejercieron de invitados sus compatriotas Slaves, otro dúo, este formado por dos inquietos chicos que nos patearon el culo con su punk ruidoso y garage rock. Luciendo tatuajes y camisa floreada el guitarrista y camisa de cuadros y pechera al aire el batería y vocalista principal, dejaron un gran sabor de boca. Su largo Sugar Coated Bitter Truth (Girl Fight Records, 2012) y su reciente EP Where’s Your Car Debbie? (2014) fueron su carta de presentación en su primer concierto en la península, aunque lo que verdaderamente les caracterizó fue su intensidad y su divertido show. Con Isaac Holman (voz y batería) volando, literalmente, por encima del público de las primeras filas y un mosh-pit digno de los mejores conciertos de hardcore, esperamos que los del condado británico de Kent se dejen caer pronto por nuestro país.

Más fotografías aquí.

[Texto]: Alfredo Rodríguez
[Fotografías]: Alfredo Rodríguez