Vetusta Morla + Xoel López + Eladio y los… @ Centro Niemeyer. Avilés. 24.06.2011

[Vetusta Morla + Xoel López + Eladio y los Seres Queridos @ Centro Niemeyer. Avilés. 24.06.2011]
[Promotor: Gen Art Company]

El Centro Niemeyer en Avilés parece haber nacido para albergar conciertos, el marco que dejó sin palabras (y sin parte de la letra de una canción a Pucho) es algo fuera de lo normal, uno parece transformarse y viajar, como dirían los propios Vetusta, “a otro tiempo, otra ciudad”. Dejarse llevar.

Unos inspirados Eladio y los Seres Queridos, que extraen temas de su último disco, Están Ustedes Unidos (EsmerArte, 2011), como ‘Miss Europa’, poesía en canción, que en directo suena mucho más sustancial que en disco, “Vas a obedecer hasta parecer una idiota / hasta desaparecer cuando pases de moda Miss Europa”, o ‘La Cruz’, su single, atreviéndose con el gallego en ‘Non Quero Perderte’, el culmen, ‘Con el Corazón en la Mano’, en la que Eladio se felicita por ser la canción que les ha dado a conocer.

El Turno de Xoel López es el de la cordura, el del cantor o cantante que es consciente de si mismo, de sus limitaciones (o más bien la ausencia de ellas) debuta, tras sus últimas composiciones con esta frase: “Se que es complicado estar en un concierto en el que no conoces las canciones, pero estoy seguro de que si tenéis paciencia dentro de poco vendremos a un concierto en las que las conozcáis” y a uno se le pone la piel de gallina, la sinceridad del cantante gallego está fuera de los cánones de la música actual.

Los nuevos temas recorren mucho más los ritmos latinoamericanos que los sonidos pop que le hicieran famoso, así la percusión se hace dueña del escenario, batería y percusionista con timbales y otros pequeños instrumentos de percusión. Las canciones de Xoel suenan especiales, suenan mejor, la madurez con la que aparece en el escenario, con la que presenta sus canciones es brutal, como la honestidad diría Calamaro, del que bebe en ciertas ocasiones. Algunos de sus temas más conocidos, ‘Historia Universal’, ‘Rostro de Actriz’ o ‘Ver en la Oscuridad’ se mezclan, en ritmo y en espacio/tiempo con sus nuevas canciones que ofrecen a un Xoel más que interesante al que es imposible perder de vista si a uno le gusta la buena música.

A los Vetusta hay que escucharlos en directo, cosa que por suerte es bastante sencillo dado el ritmo que los de Tres Cantos mantienen. No nos conformemos con escuchar los temas en el coche o en el ordenador, la recompensa será millonaria en acordes y en detalles, escucharlos en la distancia es, como diría un amigo, ir a un prostíbulo a por un abrazo.

Pucho es excelso, es alguien que se sitúa por encima de todos, desde donde nos observa y mueve cada músculo de nuestro cuerpo y no desciende en ningún momento, para qué bajar los brazos y rendirse si puedes luchar, bailar, cantar con su energía, no me rindo, lucho, bailo y canto como él, si estuviéramos en otra época le llamaría gurú, hoy sólo me atrevo a llamarle Pucho.

‘Los Días Raros’ abre el concierto, y el grupo sale conectado, no hacen falta calentamientos ni valen medias tintas, el grupo, a cada instante está al 100%, a partir de ahí se intercalan las buenas nuevas canciones de Mapas (Pequeño Salto Mortal/[PIAS] Spain, 2011) con las de Un Día en el Mundo (Pequeño Salto Mortal/[PIAS] Spain, 2008): ‘Cenas Ajenas’ y ‘Sálvese Quien Pueda’ muestran el poderío nuevo/viejo del grupo.

Como se comentó antes el escenario es mágico, y sorprende al propio Pucho, que tras quedarse en blanco la explicación emociona y arranca sonrisas por igual, “cuando estaba cantando al respirar un par de personas estaban haciendo sombras en la cúpula, y vinieron a mi cabeza un montón de sentimientos” los que estamos allí lo entendemos, los que no estuvisteis podéis imaginar una cúpula blanca sobre la que se proyectaban sombras gigantes.

Uno de los momentos más interesantes del concierto es ‘Pequeño Desastre Animal’, que toca a dúo con Juanma, tras la pausa reinicio y fulgor, el de Pucho de nuevo sobre el escenario o “en el estómago de la bañera” la mejor forma de describir lo que el Centro Niemeyer supone par el artista.

Y al final los bises, unos cuantos para no dejar nada de su discografía sin repasar, para cerrar el concierto con ‘Un Día en el Mundo’ y ‘Año Nuevo’.

Tras el concierto la vuelta a la realidad/irrealidad que el centro Niemeyer provoca, y la vuelta a la realidad será dura, será un día en el mundo de Vetusta Morla, de Xoel y de Eladio.

[Texto]: Santi Fernández