Pixies @ Coliseum. A Coruña. 26.10.2019
Promotor: Sweet Nocturna

Pixies deslumbran en su primer concierto en Galicia.

· Durante dos horas repasaron su cancionero y presentaron su nuevo LP.

En su primera etapa en activo, entre la segunda mitad de los años 80 y la primera de los 90, los norteamericanos Pixies se convirtieron en abanderados de la escena alternativa en todo el mundo, en parte gracias a sus celebrados discos Surfer Rosa (4AD, 1988) y Doolittle (4AD, 1989). En cambio, tras su vuelta a la actividad hace quince años, los de Boston no han recibido el beneplácito de la prensa y el público, a pesar de haber lanzado tres interesantes LPs, el más reciente publicado hace cuatro semanas: Beneath The Eyrie (BMG/Infectious, 2019). Su séptimo larga duración fue la causa de su primer concierto en tierras gallegas, colgando un merecido cartel de “entradas agotadas” en la puerta del Coliseum de A Coruña. Liderados por un imponente Black Francis, el renovado cuarteto completado en la actualidad por Joey Santiago (guitarras), Paz Lenchantin (bajo y voz) y David Lovering (batería) ofreció un soberano show desde su inicio con ‘Gouge Away’ hasta su arrollador y celebrado final con una aplastante ‘Debaser’. En total, cuarenta canciones que para unos, los que miraban sus redes sociales en el móvil, fueron demasiadas, pero para otros, los que salieron sudando la camiseta, fueron pocas. Cuestión de gustos, está claro, pero los de Boston estuvieron a la altura de las circunstancias y sobrepasaron las bajas expectativas de muchos espectadores tras sus fechas en Barcelona y Madrid en los días previos. En su cita coruñesa la banda ofreció un gran directo, se mire por donde se mire, cargado de clásicos y con un buen puñado de nuevas canciones, motivo de su visita. Con un potente sonido, en ocasiones sucio, en otras más limpio, arrollaron con la fiereza de ‘Isla de Encanta’ y ‘Vamos’, pusieron a los presentes a corear con ‘Where Is My Mind?’ y ‘Wave Of Mutilation’ y emocionaron con ‘Here Comes Your Man’. Pero también sonaron futuros clásicos como ‘On Graveyard Hill’ y ‘Catfish Kate’, festejados por muchos pero que sirvieron para que algunos aprovechasen para realizar una visita a los lavabos y a las barras. Con un Joey Santiago muy enchufado durante toda la noche y una Paz Lenchantin que ocupó con nota su puesto (mención especial para su interpretación del tema ‘Los Surfers Muertos’), es complicado encontrar algún reproche a un concierto de los que crean afición para aumentar más una leyenda musical.

Más fotografías, aquí.

Texto: Alfredo Rodríguez
Fotografías: Alfredo Rodríguez