[Lori Meyers @ WiZink Center. Madrid. 29.12.2018]
[Promotor: Spanish Bombs]

Lori Meyers celebra en Madrid su carrera musical.

· Los granadinos triunfan en su cumpleaños en el WiZink Center.

Parecía que nunca iba a llegar el momento pero era cuestión de tiempo que Lori Meyers actuasen en el WiZink Center de Madrid. Y es que después de que algunos artistas contemporáneos como Vetusta Morla, Izal, Supersubmarina y Love Of Lesbian llenasen previamente el céntrico pabellón, era el turno de los granadinos. Coincidiendo con la celebración de sus dos décadas en activo, además de recopilar algunas de sus temas en el disco 20 Años, 21 Canciones (Universal Music, 2018), los de Loja quisieron festejar a lo grande su recorrido con un gran concierto en la capital. Con el tema que inaugura el listado de canciones de su último disco de estudio En La Espiral (Universal Music, 2017), ‘Vértigo I’, la formación liderada por Antonio López (vocalista, guitarrista, teclista), Alejandro Méndez (guitarrista y vocalista) y Alfredo Núñez (baterista) irrumpió en escena tras una pantalla de leds, acompañados por unos bailarines que pusieron su arte a la música de los citados. Seguido, turno para poner patas arriba a los presentes por primera vez en una noche cargada de emociones gracias a dos de sus muchos hits: ‘Planilandia’ y ‘Luces de Neón’. Y es que los andaluces pueden presumir de tener un buen puñado de singles que forman parte del cancionero musical pop e indie de nuestro país. Con tres canciones homenajearon a tres de sus discos, continuando con el brillante Hostal Pimodan (Houston Party, 2005) también con tres cortes (‘Sus Nuevos Zapatos’, ‘Dilema’, ‘La Pequeña Muerte’) en los que los audiovisuales fueron tan importantes como las melodías. Y más pelotazos con ‘Mujer Esponja’ y ‘Tokio Ya No Nos Quiere’ en los que los coros del público tuvieron especial protagonismo. Las canciones se sucedían, los aplausos iban en aumento y sacaron a la luz una versión del tema ‘Esperando Nada’ de Antonio Vega rescatado con cariño para la ocasión. Destacó su momento unplugged en el añadido del escenario con Noni, Alejandro y Alfredo desenchufando ‘Saudade’ y ‘’Rumba En Atmósfera Cero’ con toques de flamenco, dando paso a la gran ‘Alta Fidelidad’, con toda la banda sobre las tablas y haciendo temblar los cimientos del recinto. Tras recibir uno de los momentos de gloria de la noche, una orquesta les acompañó desde la parte trasera del escenario para hacer brillar, más aún si cabe, parte de su cancionero. Lluvia de globos desde lo alto del pabellón, luces de colores iluminando el mismo, canciones que hicieron bailar a todos los presentes, ovaciones, aplausos, muchas sonrisas, algunas lágrimas y una noche para el recuerdo que merecían por su trabajo, constancia, talento y sobre todo, canciones. Porque sus temas nos hacen brindar desde hace años y esperamos que sigan haciendo lo propio en salas, festivales, pabellones y todas partes.

[Texto]: Araceli Rodríguez
[Fotografías]: Alfredo Rodríguez