José González trae su propuesta internacional hasta Madrid.

· Magistral actuación del artista sueco en el Teatro EDP Gran Vía.

El cantautor sueco José González sorprendió el pasado mes de febrero estrenando su single ‘El Invento’, su primera composición cantada en castellano que anticipa su esperado cuarto LP Local Valley (City Slang, 2021) que publicará en septiembre la disquera independiente alemana City Slang. El cantante, compositor y guitarrista de padres argentinos contó con la ayuda de su hija pequeña a la hora de escribir el tema coincidiendo con su nacimiento hace cuatro años, confirmando la importancia de su familia en sus creaciones. Tras su anuncio se desvelaron las fechas de sus conciertos en Barcelona y Madrid, colgando el cartel de “entradas agotadas” en respectivas fechas pocos días después de ponerse los tickets a la venta. El céntrico Teatro EDP Gran Vía de la capital fue testigo del segundo de sus shows en la península, presentando un sobrio escenario con una silla, dos micrófonos para su voz y sus guitarras y un telón con un paisaje bocabajo. Las sutiles luces jugaban con su cuerpo, haciendo protagonistas a sus canciones que comenzaron a sonar una tras otra (‘With The Ink Of A Ghost’, ‘Stay In The Shade’, ‘Lovestain’, ‘Down The Line’). Parco en palabras, el artista brilló revisando a sus compatriotas The Knife con ‘Heartbeats’ y a los ingleses Massive Attack con ‘Teardrop’ y The Beatles con ‘Blackbird’, configurando un setlist de quince canciones que fueron celebradas por los presentes con aplausos constantes durante toda la velada. No le hicieron falta adornos para brillar, pues con su cuidada y enamoradiza voz, aderezada por su magistral manera de acariciar las cuerdas de sus guitarras, el de Gotemburgo hizo temblar el suelo del teatro presidido por una monumental lámpara de araña. Las canciones, tan barrocas como vehementes, sonaron a pedir de boca en un espacio que se convirtió en la ubicación perfecta para su interpretación. Destacó su serenidad a la hora de tocar sus temas, haciendo de su minimalismo sobre el escenario un sueño mágico que hizo transportarse a los presentes a un espacio paralelo obviando todo lo que sucedía fuera del majestuoso teatro.

Más fotografías, aquí.

Texto: Alfredo Rodríguez
Fotografías: Alfredo Rodríguez